Publicado el Deja un comentario

Indispensables para la limpieza ecológica del hogar

Indispensables para la limpieza ecológica del hogar

Bicarbonato de sodio (“el desincrustante”)

Limpia, desengrasa y da brillo a todo tipo de superficies. Económico y no tóxico, se utiliza como polvo desengrasante para limpiar lavabos, duchas, encimeras, azulejos…
Neutraliza los malos olores en la basura, el frigorífico, los zapatos o los armarios.
En aguas duras, aumenta la eficacia de los jabones naturales, previniendo la formación de incrustaciones por cal.
En la limpieza de la ropa (a mano o en la lavadora) aumenta la eficacia de los jabones naturales. También se puede usar como tratamiento previo para eliminar manchas difíciles de las telas.

Puede usarse directamente sobre una esponja húmeda, o bien diluido en agua.

Es también un insecticida orgánico (hormigas, pulgones, arañas rojas y otros insectos). Disolver 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en 1 litro de agua. Rociar las plantas con esta solución acuosa.

Consulta este post para ampliar la información:  10 usos del bicarbonato de sodio en nuestro hogar

Sigue leyendo Indispensables para la limpieza ecológica del hogar

Publicado el Deja un comentario

10 usos del bicarbonato de sodio en nuestro hogar

El bicarbonato de sodio es un producto barato que te permite realizar muchas tareas ahorrando dinero y evitando contaminantes en el hogar que luego van a parar al medio ambiente.

10 usos del bicarbonato de sodio en nuestro hogar

Aquí tienes algunos usos poco conocidos del bicarbonato

  • Limpia hornos: deshazte de la grasa acumulada en el horno sin frotar y evitando productos que contaminan e impregnan con su olor a las comidas. Simplemente echa un poco de bicarbonato en el horno, rocíalo con agua para que se humedezca bien y déjalo actuar un par de horas. Luego enjuaga con vinagre para evitar que se forme una película blanca.
  • Desodorante de alfombras: los olores parecen aferrarse a las alfombras y la mayoría de los productos no los eliminan, sino que tratan de cubrirlos y así su perfume se suma al olor del vómito del gato o al del tabaco. En cambio el bicarbonato sí elimina los olores. Para ello espolvoréalo abundantemente y déjalo durante toda la noche. Por la mañana, primero barre y luego pasa el aspirador para eliminar lo que haya quedado.
  • Limpia frutas y verduras: el bicarbonato te permite limpiar frutas, verduras y hortalizas mejor que algunos productos creados específicamente para ello y elimina además los pesticidas. Echa unas cuantas cucharadas de bicarbonato en un bol de agua fría y mete allí las frutas y verduras durante cinco o diez minutos. Puede que necesites un cepillo para frotar las patatas o el apio.
  • Lavavajillas: el bicarbonato te ayudará a eliminar la suciedad pegoteada en platos y cacerolas, si primero los sumerges en agua jabonosa y luego lo espolvoreas sobre las zonas más difíciles. También puedes usarlo en el lavajillas para que limpie mejor y eliminar olores.
  • Desodorante para calzado: vierte unas cucharadas de bicarbonato en un filtro de papel para café o en un pañuelo de papel, ciérralo con una goma y mételo en el zapato o zapatilla con toda tranquilidad porque no daña ni siquiera los materiales más delicados, como la gamuza.
  • Elimina el olor a humedad de los libros: el moho puede prosperar en viejos libros, fotos y algunas otras cosas, provocando un olor característico y muchas reacciones alérgicas. Para eliminarlo, mete los libros en un contenedor hermético junto con un recipiente con abundante bicarbonato. Alternativamente, puedes echar bicarbonato directamente sobre los libros y luego quitarlo con un cepillo.
  • Quitamanchas: el bicarbonato sirve para eliminar manchas de grasa, aceite y vino. Para ello, espolvoréalo sobre la mancha, déjalo un rato y, si es necesario, frota con una pasta de bicarbonato y agua. Muy útil sobre todo en alfombras y sillones.
  • Limpia metales: un paño húmedo con un poco de bicarbonato hace brillar al cromo y al acero inoxidable. Y con un poco de limón, también al bronce. Para dejar la plata impecable, si se trata de piezas pequeñas, como anillos o pendientes, basta cubrirlas con bicarbonato o agitarlas en un recipiente con bicarbonato. Pon las piezas de plata más grandes sobre un papel de aluminio en el fondo de una cacerola y agrega un litro de agua hirviendo en el que habrás echado un cuarto de taza de bicarbonato y tres cucharillas de sal. Cubre la cacerola y deja actuar unos segundos.
  • Limpieza de muebles de plástico o resina: hasta los productos creados específicamente para limpiar los muebles de plástico o resina del patio o jardín pueden rayarlos. Mejor límpialos con una esponja húmeda con bicarbonato que disolverá la suciedad sin rayarlos.
  • Elimina los olores de caca de gato: echa bicarbonato en la caja donde el gato hace sus necesidades y eliminarás sus olores.

Fuente: Ecocosas

Publicado el Deja un comentario

Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad

Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad

Promovido y sufragado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para preservar, mantener y fomentar los conocimientos tradicionales de interés, transmitidos oralmente a través del tiempo en el mundo rural y que corrían el riesgo de perderse, para colaborar en la conservación y el uso sostenible del patrimonio natural y la biodiversidad.

Este  inventario recoge conocimientos tradicionales recopilados a partir de entrevistas in situ a informantes locales.

A lo largo de los capítulos de esta publicación, se realiza una aproximación a los conocimientos tradicionales, su importancia y el estado actual de su estudio en España, se explica en detalle la metodología seguida para generar el inventario y se presentan 55 fichas de inventario cuya finalidad es divulgar el importante patrimonio etnobiológio de España para conocerlo y preservarlo.

Los conocimientos tradicionales relativos a la biodiversidad

“Conjunto de saberes, valores, creencias y prácticas concebidos a par tir de la experiencia de adaptación al entorno local a lo largo del tiempo, compar tidos y valorados por una comunidad y transmitidos de generación en generación…”

Este inventario pone de manifiesto la importancia de los conocimientos tradicionales para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad, y consecuentemente el interés por preservar, mantener y fomentar estos conocimientos. Asimismo, establece las bases fundamentales del inventario de conocimientos tradicionales que promueve la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, e incorpora para ello las fichas correspondientes a aquellos asociados.

Enlace de descarga: Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad (PDF)

Publicado el Deja un comentario

Ebook gratis: Curso de Agricultura Biológica

CURSO DE AGRICULTURA BIOLOGICa

La agricultura biológica es un concepto diferente de la  actual agricultura industrial.  No  es  una  nueva  técnica  agrícola  ni  es  algo  restrictivo  o retrógrado,  ni  es  una  agricultura  “tradicional”,  poco  productiva  y agotadora  de  los  suelos.  Por  el  contrario,  es  creativa,  científica  y avanzada  y  permite  la  solución  de  graves  problemas  ambientales, sanitarios  y  sociales,  producidos  por  el  desequilibrio  que  supone  la
desaparición  de  la  verdadera  agricultura  y  los  agricultores.  Al  no  usar agroquímicos, ahorra dinero al productor, que utiliza para la fertilización los subproductos de la finca, con lo que evita además que contaminen.

Ahorro  también  individual  y  colectivo,  de  maquinaria  pesada  y combustibles y de los recursos y contaminaciones consiguientes. Mejora la  salud  de  productores  y  consumidores  al  evitar  biocidas  y  otros productos tóxicos, y mejora la calidad alimentaria. Conserva y amplía la variedad  de  plantas  cultivadas  que  los  agricultores  han sabido  utilizar para mejorar suelos y proteger cosechas. Es ecológicamente beneficiosa, al  respetar  las  especies  silvestres  animales  y  vegetales  que  conviven
alrededor de los cultivos.

En este libro  aprenderemos sobre planificación, cuidados, compostaje natural, uso de algas en la huerta, germinado, asociaciones de cultivos, uso de las “malas hierbas”, control de plagas…

Descarga el “Curso de agricultura biológica” desde aquí. (PDF)

Fuente: Monacato Revolusionario

Guardar

Publicado el Deja un comentario

¿Qué hay dentro de lo que nos comemos?

Lácteos y huevos

Hemos llegado a un punto en que es cuesta un poco descubrir qué hay dentro de lo que nos comemos.

Todo es tan falso y tan tramposo que nada es lo que parece. Un ejemplo. Confundimos los productos con fresa con engendros que tienen color fresa y que huelen a fresa. Pero vamos a entrar en su interior y conoceremos los detalles.

Cuando le damos un yogur de fresa a nuestros hijos, lo que en realidad le estamos dando es una pócima que huele a fresa. No porque lleve fresas, sino porque lleva un aromatizante químico cuya composición es: acetato de hexilo + acetato de etilo + hidroxilfenilbutan + hidroxidimetilfuran + alcohol bencílico, denominado legalmente  “aroma natural de fresa”.

Al mismo tiempo, esta pócima tiene color fresa porque lleva el colorante E-120 que se obtiene del aplastamiento de un insecto (la cochinilla), parásito de algunos cactus.  Este colorante E-120, también denominado carmín, ácido carmínico, o rojo natural 004, está presente en multitud de productos alimentarios: yogures, helados, golosinas, bebidas, pastelitos, embutidos, carne fresca o cualquier cosa que tenga color rosa o rojo. A menudo es presentado como “colorante natural”, ya que no se trata de una sustancia química fabricada en un laboratorio, sino de un animal perteneciente a la propia naturaleza: la cochinilla es el insecto Dactylopius coccus.

Por eso es importante informarnos para saber qué es lo que estamos comiendo en realidad.

Cada vez somos más los que leemos las etiquetas y preferimos consumir productos orgánicos y alimentos bio, como los que encontramos en tiendas de dietética o en supermercados ecológicos como Supersano, donde encontramos panadería (sin conservantes, colorantes ni transgénicos), frutas y verduras (sin herbicidas, pesticidas ni fertilizantes químicos), lácteos y huevos (sin piensos artificiales ni residuos industriales), carne y embutidos (sin antibióticos ni hormonas de crecimiento), etc, etc, etc…

Y es que cuando consumimos productos orgánicos estamos comiendo alimentos auténticos, sin trucos, sin engañosos colorantes artificiales, sin tramposos aromas químicos.

Guardar

Guardar

Publicado el Deja un comentario

Como hacer enraizante natural con lentejas

Como hacer enraizante natural con lentejas

Pronto llegará la primavera y empezaremos a hacer esquejes, tanto para nuestra terraza o jardín, como para el huerto.  Los esquejes enraizan mucho mejor si añadimos un enraizante. Pero no hace falta comprar ningún producto químico, ya que podemos  hacerlo en casa de una forma sencilla y rápida (y de paso ahorramos unos dinerillos…).

Antes se decía que para que yuviese éxito un esqueje se tenía que sembrar junto a el, una o dos lentejas. La explicación es debe a las auxinas, unas fitohormonas que son un elemento clave para estimular el crecimiento de las raíces.

En este video de La Huertina de Toni nos lo explican muy bien

Publicado el Deja un comentario

Qué son los Transgénicos

A las grandes empresas productoras de transgénicos no les interesa que el público sepa demasiado bien qué son los transgénicos. Sin embargo, por el bien de nuestra salud y la del planeta, debemos buscar y analizar información rigurosa sobre sus efectos.
Qué son los Transgénicos
Qué son los Transgénicos
Aunque no nos gusta posicionarnos en ningún extremo y siempre tratamos de escuchar las distintas posturas de un conflicto, el documental “El mundo según Monsanto” de la periodista francesa Marie Monique Robin (que ha recibido numerosos premios de prensa y excelentes críticas internacionales y que puedes ver ahora en el video que hemos insertado más abajo) o el libro La verdad sobre los transgénicos, de la ex ministra francesa Corinne Lepage, ofrecen tantos datos y entrevistas tan reveladoras, que hacen que mostremos serias dudas con respecto a la salubridad de las semillas genéticamente modificadas. Es más, conocer estos detalles nos ha provocado una gran indignación y un imperioso deseo de compartir esa información.
Los anuncios de las empresas fabricantes de transgénicos aseguran que su consumo no tiene riesgos para la salud humana, que ayudan a una agricultura más productiva y que, además, son perfectamente compatibles con la biodiversidad. Sin embargo, cada vez son más las personas expertas que, desde la ciencia o desde la política, denuncian la grave falsedad de estas afirmaciones publicitarias. Y cada vez más personas se manifiestan detractoras de estos cultivos genéticamente modificados.
¿Qué son los transgénicos?
Los alimentos transgénicos son aquellos que han sido modificados genéticamente para resistir a los pesticidas. El glifosato, cuyo nombre comercial es Roundup, es un herbicida no selectivo (es decir, mata a todas las plantas expuestas al mismo) que se utiliza en agricultura para eliminar malas hierbas y es propiedad de la multinacional Monsanto. Con el fin de que se compren y utilicen sus pesticidas y herbicidas, la empresa patentó las semillas transgénicas que resisten la acción de estos agentes químicos. Obviamente, la planta resiste al herbicida, pero eso no quiere decir que lo elimine. Cuando consumimos una planta tratada con glifosato, este permanece en la planta y se introduce en nuestro organismo (que no está tratado genéticamente para resistir herbicidas).
Monsanto
Monsanto es una multinacional americana especializada en productos químicos y biotecnología. Sus acciones pertenecen a bancos y otras grandes corporaciones y sus detractores aseguran que la comercialización de sus productos sin cortapisas burocráticos se debe a las presiones que ejerce sobre los organismos públicos y a la falta y desprestigio sistemático que ejerce sobre estudios independientes que no corroboran sus propias investigaciones. Esta empresa es considerada por mucha gente como un auténtico adversario de la salud de personas, animales y medio ambiente. A sus espaldas cuenta con productos como los siguientes:
Las “Perlas” de Monsanto
  • Agente Naranja: El Agente Naranja es un pesticida enormemente tóxico con el que se fumigaron millones de hectáreas en Vietnam durante la guerra y por el que muchos soldados americanos demandaron a la empresa, al regresar con todo tipo de dolencias (incluyendo cáncer).
  • Aspartamo: El aspartamo es uno de los aditivos químicos que más controversia genera, ya que se lo relaciona con extraños tipos de cáncer cerebral.
  • PBC: Prohibido a principios de los años 80. Se acusa a Monsanto de haber ocultado su peligrosidad, así como de haber derramado esta sustancia en el agua y en la tierra. En 2001, 3500 habitantes de Anniston demandaron conjuntamente a la empresa que fue condenada a indemnizar con 700 millones de dólares a las personas afectadas, así como a descontaminar la zona y crear un hospital. Además, el científico David Carpenter asegura que todo el planeta está ya contaminado por esta sustancia que es bioacumulable a través de la cadena alimenticia (en la cual el ser humano ocupa el último lugar, es decir, ingiere todo lo acumulado anteriormente).
  • Hormona del crecimiento bobino:  Hormona transgénica que hace que la vaca produzca un 20% más de leche. En 1990 el profesor Samuel Epstein recibió de forma anónima unos documentos privados que Monsanto había estado intercambiando con la FDA (la agencia que vela por la seguridad de los alimentos en USA) y que habían sido ocultados al público. En ellos se especificaba que esta hormona hacía crecer los ovarios de las vacas de un 34 a un 44%, además de generar graves  problemas para reproducirse. La hormona produce mastitis constantes en las vacas, lo que hace que con frecuencia haya pus en la leche y que, para curarlas, se les atiborre a antibióticos. Está prohibida en Europa y en Canadá.
  • Glifosato (Roundup): El glifosato es un herbicida con gran capacidad para matar. Según el profesor Robert Belle del CNRS, afecta a la división celular, lo que induce a las primeras etapas que conducen al cáncer.
  • Transgénicos:  De ellos hablamos a continuación.
Estudios científicos sobre los transgénicos
Son muchos los estudios científicos que demuestran el grave impacto que tienen en la salud humana (y en la biodiversidad del planeta) los transgénicos. Sin embargo, la mayor parte de las veces, ni las dudas que albergan los científicos, ni los propios estudios llegan a ver la luz. Con demasiada frecuencia, sus responsables son objeto de amenazas, despidos o difamaciones a los pocos días de haberlos publicado. Estos son solo tres de ellos, a modo de ejemplo.
  • Corinne Lepage, ministra francesa
    La Ministra Francesa Corinne Lepage publicó en 2012 La verdad sobre los transgénicos. Este libro contiene datos precisos y espeluznantes sobre los oscuros procedimientos que se esconden detrás de la regulación legal de lo que consumimos. Corinne Lepage fue Ministra de Medio Ambiente durante la aprobación legal de los transgénicos en Francia.
    En el libro, Corinne Lepage nos cuenta las serias dudas que albergaba sobre la seguridad de los transgénicos tras revisar los estudios presentados por la compañía y su odisea para conseguir llevar a cabo un estudio científico independiente, riguroso y extenso en el tiempo, que demostrara los efectos de los transgénicos. Tras llevarlo a cabo con algunos de los mejores investigadores del país durante dos años y en la clandestinidad, confirmó lo que sospechaba. El estudio, apoyado por Greenpeace, se publicó en la revista Food & Chemical en Septiembre de 2012. Monsanto había presentado estudios sobre el impacto de los transgénicos durante tres meses en las ratas. Efectivamente, el estudio independiente constató que durante los tres primeros meses no ocurría nada. Pero a partir del cuarto mes, la aparición de “colosales tumores” en las ratas que habían consumido los OGM (Organismos Genéticamente Modificados) fue tan desbordante que se vieron obligados a retrasar las conclusiones finales del estudio. Posteriormente a su publicación, el principal responsable de este estudio alternativo apoyado por Greenpeace, Seralini, fue difamado en numerosos medios y organizaciones. Eso sí, en Francia está prohibido el cultivo transgénico.
  • Arpad Pusztai
    En 1998, el Ministerio de Agricultura británico solicitó a Arpad Pusztai, del Rowett Research Institut de Escocia, el mejor estudio de nutrición europeo sobre la seguridad de los transgénicos para abrir su paso comercial en el Reino Unido. Arpad Pusztai realizó un estudio con patatas transgénicas en las ratas y sus conclusiones fueron que facilita el desarrollo de tumores y que debilita el sistema inmunológico. El organismo trataba a las patatas como cuerpos extraños. Al concluir su estudio fue entrevistado en la BBC, donde aseguró que le parecía muy injusto tratar a la ciudadanía como cobayas. Al día siguiente fue despedido y su equipo disuelto. Ocho años más tarde, Arpad Pusztai descubrió que el Gabinete de Tony Blair había sufrido fuertes presiones para detener su estudio.
  • Ignacio Chapela
    Ignacio Chapela es un científico de la Universidad de Berkeley (California) encargado de un estudio que demuestra el impacto negativo en la biodiversidad de las semillas transgénicas. Teniendo en cuenta que el maíz es una planta originaria de México, no es difícil hacerse una idea de la riqueza de variedades tradicionales que existen en este país. Pues bien, este estudio publicado en la revista Nature demuestra que estas variedades tan cuidadosamente preservadas durante miles de años están contaminadas por el ADN transgénico. Es más, los indígenas están convencidos de que esta contaminación que Monsanto llama “presencia accidental”, quizá no sea tan accidental, sino más bien deliberada. ¿Por qué? Porque cualquier agricultor que cultive semillas transgénicas debe pagar a Monsanto su patente. Aunque se trate de un cultivo accidental por acción de arrastre del viento. Con una sola planta que tenga en todo el cultivo, debe pagar. Teniendo en cuenta que las semillas transgénicas son mucho más resistentes, no es de extrañar que a algunos agricultores les resulte literalmente imposible cultivar de manera ecológica, aunque quieran. Y los muchos detectives de Monsanto, llamados “policía de los genes”, se encargan de comprobarlo granja a granja. Ignacio Chapela fue públicamente denigrado a través de Internet en distintos medios científicos por personas anónimas con alias o nicks que después se descubrió que pertenecían a la multinacional Monsanto.
Soberanía Alimentaria
Lo más preocupante de todo esto es que quienes somos simples consumidores no tenemos ni idea del impacto real en la salud, ni de las precauciones que se toman al respecto. Es más, en EE.UU. está prohibido etiquetar los productos como transgénicos o no, de forma que el consumidor no puede saber si un producto lo es y el 70% de los productos que se venden en los supermercados americanos contienen transgénicos.
Puesto que las semillas transgénicas son mucho más resistentes que las convencionales, si se llegaran a comercializar todas las semillas de todos los alimentos que Monsanto tiene ya creadas, lo más seguro que es que al cabo de unos años resultase imposible cultivar algo que no fuese transgénico. Lo cual beneficiaría enormemente a la multinacional… y poco a los agricultores y consumidores.
En el otro lado de la balanza, existen personas comprometidas con su profesión que, desde la ciencia, la política o los medios de comunicación, y a pesar del enorme poder de esta multinacional y sus recursos poco ortodoxos contra quien no beneficia sus acciones, se atreven a denunciar los corruptos procedimientos que acompañan la comercialización de sus productos, así como su impacto en la salud humana, de los animales y del medio ambiente.
VIDEO: El mundo según Monsanto

 

Guardar

Publicado el Deja un comentario

Las ecomamás

Snoozing Ollie
Las ecomamás

Las mamás ecológicas estadounidenses o “ecomoms” son más de 51 millones de mujeres, el 69% de las madres, conforman un movimiento que está creando escuela en Europa, se apoya en una amplia red de blogs y portales de internet y mueve una cifra de mercado de 1,45 billones de dólares.

Un reciente estudio denominado “Are you Ready for EcoAware Mom ?”, llevado a cabo por EcoFocus, agencia que analiza las tendencias del mercado en el sector de la ecología, la sostenibilidad y el bienestar, muestra que los padres comienzan a percibir los productos ecológicos dirigidos a sus hijos como una oportunidad de mejorar su propia calidad de vida y como una posibilidad de dar ejemplo y otorgarle un valor añadido a la pedagogía. “Las ecomamás conforman un grupo objetivo receptivo a la sostenibilidad. Están reconsiderando sus decisiones y a menudo toman nuevas determinaciones, lo que crea un abanico de nuevas posibilidades comerciales para las empresas que ofrezcan soluciones sostenibles para la vida cotidiana“, afirma Linda Gillbert, presidenta de EcoFocus.

Sigue leyendo Las ecomamás

Publicado el Deja un comentario

El agua de mar…¿veneno o medicina?

Probablemente sabes que el agua de mar es el 94% de toda el agua de la Tierra, que las primeras formas de vida se originaron en el mar hace unos 3.600 millones de años y que la composición del agua de mar contiene todos los elementos de la tabla periódica.

Pero tal vez lo que no sabes es que el agua de mar es muy parecida a la composición de los fluidos de nuestro cuerpo, incluso de la sangre. A finales del siglo XIX René Quinton descubrió que cuando nacemos somos más del 90% de agua, agua parecida al agua de mar. A pesar de que este sabio ayudó a curar a miles de personas, sus ideas se olvidaron hasta hace pocos años, durante los que muchas personas están recuperándolas, dando a conocer las virtudes nutricionales y terapéuticas del agua de mar, que dicho sea de paso, es el recurso más asequible y abundante de nuestro planeta.

En este video (en catalán) se rescata el legado olvidado de René Quinton.

Publicado el 2 comentarios

Cómo hacer un lavavajillas BBB y ecológico!

En este video nos enseñan a hacer un lavavajillas bueno, bonito, barato, ecológico y … sin tóxicos!

Cómo hacer un lavavajillas BBB y ecológico!

Sólo necesitamos:

  • 1 limón y medio
  • 100 gr de sal
  • 150 ml de agua
  • 75 ml de vinagre de vino blanco

Sigue las instrucciones del vídeo y si lo haces nos cuentas qué tal te ha ido 🙂