Hacer jabón con base de glicerina es muy fácil, y obtendrás un jabón que les encantará a tu familia y amigos. Sólo necesitas base de jabón de glicerina y aceite esencial de lavanda.

Cómo hacer jabón de lavanda

El espliego (Lavandula officinalis) es conocido también como lavanda (Lavandula angustifolia) que es la variedad cultivada. Es originaria de la zona mediterránea y actualmente se cultiva en todo el mundo.

Es muy aromática y su aceite esencial es utilizado para todo tipo de cosméticos: cremas, ungüentos, perfumes, aguas de colonia…ya que es muy útil para quemaduras leves, picaduras de insectos, llagas, heridas, infecciones de la piel, etc. Tiene acción calmante, equilibradora, cicatrizante, antiséptica y es apropiado para todo tipo de pieles. Es uno de los pocos aceites esenciales que puede aplicarse sin diluir. En casos de picaduras de insectos o quemaduras se puede aplicar 1 o 2 gotas de AE de lavanda sobre la piel.

El jabón de lavanda, además de calmar y cuidar la piel, es antiséptico así que es ideal para personas ancianas o enfermas con pocas defensas naturales, protegiéndoles de eczemas, infecciones, etc.

Ingredientes para hacer jabón de lavanda

  • 200 gr base de jabón de glicerina
  • 20 gotas aceite esencial de lavanda
  • flores secas de lavanda (opcional)
  • 1-3 gotas de colorante (opcional)

Cómo hacer jabón de lavanda

  1. Cortamos la base de jabón de glicerina en trocitos pequeños
  2. Los ponemos en un recipiente de vidrio
  3. Lo calentamos al baño maría o en el microondas (en intérvalos de 10 segundos, paramos removemos y calentamos de nuevo, hasta que se haya fundido todo el jabón)
  4. Añadimos el colorante (opcional). Unas pocas gotas es suficiente, si no te quedará un color muy intenso
  5. Preparamos los moldes (los de silicona, van muy bien porqué se desmoldan fácilmente)
  6. Cuando ya se ha enfriado un poco el jabón derretido, añadimos el aceite esencial de lavanda y las flores de lavanda.
  7. Removemos y vertemos el jabón derretido en los moldes.
  8. Si nos han quedado pequeñas burbujas en la superficie, rociamos con alcohol.
  9. Cuando el jabón ya ha enfriado, desmoldamos.

Mercè Castells – Tutora de los cursos online: