Los insaponificables del aceite de oliva virgen: el arsenal antioxidante

El aceite de oliva se ha usado en perfumería y cosmética desde hace más de 4000 años. Los fenicios lo llamaban “oro líquido”. También los egipcios, los griegos y los romanos lo usaban en sus perfumes, ungüentos y baños.

Todos conocemos los beneficios del consumo de aceite de oliva virgen. Pero poco se habla de los “insaponificables” de este aceite, que aunque en pequeña cantidad, son un verdadero arsenal antioxidante que, entre otras cosas, protegen la piel de los radicales libres.

En primer lugar, es importante diferenciar el aceite de oliva virgen del refinado. En este artículo nos referimos al aceite de oliva virgen o virgen extra, que es rico en propiedades nutritivas y antioxidantes. Sus propiedades protectoras y regeneradoras hacen que sea un excelente producto para la piel.

El aceite de oliva virgen se extrae de las aceitunas por procedimientos mecánicos en frío. NO se utilizan disolventes, por lo que varios compuestos naturales asociados a la grasa pasan también al aceite.

Composición del aceite de oliva virgen

El aceite de oliva virgen está compuesto principalmente por ácidos grasos saponificables (aprox. 98-99%).

El ácido graso predominante en el aceite de oliva es el ácido oleico, con mayor proporción que cualquiera de los otros aceites vegetales.

Pero contiene también una pequeña cantidad de compuestos relacionados con los ácidos grasos, no saponificables (aprox. 1-2%).

Esto significa que cuando elaboramos un jabón o un producto cosmético con aceite de oliva virgen, estos compuestos permanecerán en el jabón o en la crema.

Insaponificables del aceite de oliva virgen

Esta pequeña fracción (1-2%) que hemos comentado, esta compuesta en pequeñas cantidades por fosfolípidos, ceras, ésteres de esteroles, escualeno, β-carotenos (precursores de la Vitamina A), alcoholes grasos, esteroles, tocoferoles (Vitamina E), pigmentos, polifenoles y compuestos aromáticos.

Estos compuestos son responsables de algunas de las características más importantes del aceite de oliva virgen desde el punto de vista culinario como el color, el sabor y el aroma.

Desde el punto de vista cosmético, son importantes sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, otorgadas por la presencia de los siguientes compuestos.

ESCUALENO

El escualeno es muy interesante por su capacidad antioxidante y fotoprotectora. También ha demostrado propiedades emolientes e hidratantes para la piel.

Está especialmente indicado para pieles maduras, ya que ayuda a prevenir el envejecimiento de la piel evitando que el daño oxidativo afecte a la piel (antioxidante), y manteniéndola hidratada (emoliente)

La molécula de escualeno fue descubierta en 1906 por el químico japonés Mitsumaru Tsujimoto como un componente principal del aceite de hígado de tiburón. El nombre procede de escualo, ya que la principal fuente de escualeno de origen animal es el aceite de hígado de tiburón. El aceite de oliva virgen contiene una pequeña (0,5-1%) pero importante, cantidad de escualeno.

NO confundir escualeno con escualano. El escualano es escualeno hidrogenado. Dicho de otra forma, el escualano es un derivado saturado del escualeno

β-CAROTENO

El β caroteno es la sustancia precursora de la vitamina A (es decir, cuando consumimos productos con betacaroteno, nuestro hígado lo procesa y lo convierte en vitamina A). Aporta al aceite de oliva su tonalidad amarilla anaranjada.

Actúa como un antioxidante liposoluble frente a los radicales libres y aumenta la eficiencia del sistema inmunitario. También favorecen la cicatrización de la piel, disminuyendo el tiempo que duran las heridas y permitiendo que el tejido cicatrice de forma adecuada.

Ayuda a prevenir eritemas solares

α-TOCOFEROL

El α-tocoferol o vitamina E, es un potente agente antioxidante de origen natural y un protector de las grasas frente a la oxidación. Confiere gran estabilidad al aceite de oliva.

Tiene propiedades antioxidantes, hidratantes y antiinflamatorias.

POLIFENOLES

Son los principales responsables de las propiedades antioxidantes del aceite de oliva y por tanto son sustancias protectoras frente a enfermedades causadas por daños oxidativos.

Estabilizan la fracción saponificable del aceite de oliva, retrasando la oxidación de los triglicéridos.

Protegen la piel del daño causado por los radicales libres y del daño oxidativo producido por los rayos ultravioleta, retrasando su envejecimiento

** ** **

Así que siempre que puedas, usa aceite de oliva virgen. Es realmente “oro líquido” para nuestra piel!

Mercè Castells – Tutora de los cursos online: