Publicado el

Los insaponificables del aceite de oliva virgen: el arsenal antioxidante

Los insaponificables del aceite de oliva virgen: el arsenal antioxidante

El aceite de oliva se ha usado en perfumería y cosmética desde hace más de 4000 años. Los fenicios lo llamaban “oro líquido”. También los egipcios, los griegos y los romanos lo usaban en sus perfumes, ungüentos y baños.

Todos conocemos los beneficios del consumo de aceite de oliva virgen. Pero poco se habla de los “insaponificables” de este aceite, que aunque en pequeña cantidad, son un verdadero arsenal antioxidante que, entre otras cosas, protegen la piel de los radicales libres.

En primer lugar, es importante diferenciar el aceite de oliva virgen del refinado. En este artículo nos referimos al aceite de oliva virgen o virgen extra, que es rico en propiedades nutritivas y antioxidantes. Sus propiedades protectoras y regeneradoras hacen que sea un excelente producto para la piel.

El aceite de oliva virgen se extrae de las aceitunas por procedimientos mecánicos en frío. NO se utilizan disolventes, por lo que varios compuestos naturales asociados a la grasa pasan también al aceite.

Sigue leyendo Los insaponificables del aceite de oliva virgen: el arsenal antioxidante

Publicado el 4 comentarios

Oxidación de los aceites vegetales

Oxidación de los aceites vegetales

Con el tiempo los aceites se vuelven rancios debido a la oxidación. Los aceites blandos insaturados (olivo) se oxidan más fácilmente que los aceites saturados (coco, palma..) Cuanto más insaturado sea un aceite mayor probabilidad de oxidación tiene. A esta degradación de las grasas le solemos llamar enranciamiento ya que produce compuestos volátiles de olor rancio.

Para evitar esta oxidación se utilizan los antioxidantes que son sustancias que retrasan la oxidación de los aceites.

Algunos ácidos grasos son más frágiles que otros, ya que bajo ciertas condiciones (oxidación, hidrogenación, lipólisis, etc.) se degradan y pierden sus propiedades.

En la práctica, lo que nos sucede con más frecuencia es que los aceites se nos oxidan (se vuelven rancios y cambian de color). Ciertos factores aceleran el proceso de oxidación (el oxígeno, la luz, el contacto con metales oxidantes como el hierro y el cobre, etc.) y también el calor, que acelera las reacciones químicas. Por el contrario, otros factores ralentizan la oxidación, como por ejemplo el aporte o la riqueza natural del aceite en vitamina E.

Sigue leyendo Oxidación de los aceites vegetales