Tradicionalmente el objetivo de la colonia ha sido el de mejorar el olor de un objeto (por ej. ambiente del hogar, ropa de cama, etc) o de una persona.

Cómo hacer colonia de lavanda

La base de una colonia es siempre un aceite esencial (en este caso aceite esencial de lavanda), que se añade a unos solventes (agua, hidrolato, alcohol, aceites vegetales como el aceite de jojoba, almendras o albaricoque, etc)

¿Qué diferencia hay entre una colonia, una agua de toilette y un perfume?

Básicamente el % (la concentracíon) de aceite esencial con respecto al contenido de los otros ingredientes (agua o hidrolato, alcohol, aceites, etc):

  • Colonia: 5%
  • Agua de toilette: 10%
  • Perfumes: 20%

Cómo hacer una colonia de lavanda en casa

  1. mezclamos agua destilada o hidrolato con alcohol de 96º al 50%. Es decir, la misma cantidad de agua destilada que de alcohol.
  2. Añadimos gota a gota aceite esencial de lavanda hasta conseguir la concentración (aroma) que nos gusta. La proporción aprox. sería 1/20 (por ej. 20 ml de mezcla agua/alcohol y 1 gota de aceite esencial de lavanda), pero puedes aumentar la concentración de aceite esencial si quieres un aroma más intenso tipo agua de toilette.
  3. Removemos y lo dejamos reposar durante 3-5 días, agitándolo cada día, para que los aromas maduren.
  4. Finalmente lo envasaremos en una botellita de cristal oscuro y ya lo podremos usar como una colonia normal. Recuerda que es mejor agitar antes de usar.

Si no tienes aceite esencial de lavanda en casa pero tienes cerca unas flores de lavanda, puedes hacer esta agua de colonia que nos proponen en este video del Jardín Botánico de la Universidad de Málaga: