Aceites esenciales en cosmética natural

Los aceites esenciales 100% puros y naturales se pueden producir por varios métodos, pero el principal es la destilación al vapor. Por tanto, diremos que son productos lipídicos obtenidos de la destilación de plantas aromáticas.

Son sustancias muy concentradas y, por tanto, muy activas.

Propiedades cosméticas

En general, son antisépticos, aromáticos y cicatrizantes. Propiedades específicas según el aceite esencial escogido.

Usos

Ingrediente lipídico, enriquecedor en todo tipo de preparaciones. Especialmente útiles como conservadores y aromatizantes naturales.

Precauciones y recomendaciones

  • La inmensa mayoría (casi todos) son problemáticos si se usan puros. Es por lo tanto es necesario diluirlos antes de usarlos.
  • La inmensa mayoría contienen componentes que pueden ser “potencialmente alergogénicos”: linalol, limoneno, geraniol, eugenol, etc. Esta recomendación va más dirigida a pieles muy reactivas, ya que la mayoría de personas no suelen manifestar reacciones de hipersensibilidad si los aceites esenciales están bien diluidos.
  • Su gran concentración requiere de prudencia. Pueden generar irritación en la piel y mucosas, intoxicación y reacciones de hipersensibilidad. Valorar de forma aislada.
  • En general, se desaconseja el uso en niños menores de 6 años (salvo expertos), en embarazadas, epilepsia y neuropatías
  • Los aceites esenciales no deben ingerirse, salvo tener conocimientos profundos sobre aromaterapia y sus consecuencias. Existen muchos aceites esenciales naturales que son tóxicos.
  • Alejar del alcance de los niños. No usar sin previa dilución. Evitar el contacto directo con las mucosas y los ojos.

Algunos aceites esenciales requieren medidas especiales de prudencia

  • irritantes que precisan una buena dilución (en total, usar el 0,1%): canela, clavo, pimienta, etc
  • irritantes y no se recomienda uso facial en % superiores al 0,1%, pero para productos corporales son mejor tolerados: romero, tomillo, menta, eucalipto, etc.
  • fotosensibilizantes y que requieren de medidas de protección solar. Evitar un uso elevado en verano (sobre todo para productos faciales): bergamota, limón, naranja, mandarina y aranja.

Ten en cuenta que damos ejemplos de cómo los aromaterapeutas suelen utilizar los aceites esenciales. Para cualquier duda relacionados con posibles tratamientos consulta con tu médico o especialista.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar