Publicado el Deja un comentario

Cosmética natural y ecológica: regulación y clasificación

cosmética natural

La cosmética verde, «bio», ecológica, orgánica o natural reivindica la vuelta a lo natural y el respeto por el entorno.  Pero estos términos no significan exactamente lo mismo y crean confusión entre los usuarios.

Las principales dificultades con las que topamos los consumidores en relación con estos cosméticos son:

  • Distinguir los auténticos productos naturales o ecológicos de los que no los son y que se publicitan como tales.
  • Conocer las diferencias entre las denominaciones «natural», «orgánico» y «ecológico» y los requisitos de cada una de ellas en lo que respecta a la formulación, el etiquetado, etc.

Conceptos claros

Por ello, conviene tener claros algunos conceptos sobre la cosmética natural o ecológica, que definimos a continuación:

  • Agricultura ecológica, orgánica o biológica.
    Se basa en la utilización óptima de los recursos naturales sin emplear productos químicos de síntesis u organismos genéticamente modificados (OGM) —ni para abono ni para combatir las plagas—, logrando de esta forma productos orgánicos mientras se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente.
  • Biodegradable.
    Es la característica de algunas sustancias químicas de poder ser utilizadas como sustrato por
    microorganismos, que las emplean para producir energía.
  • Desarrollo sostenible.
    Es el modelo de desarrollo que satisface las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades.
  • Ingrediente natural.
    Es el vegetal, animal, mineral o componente marino que es un extracto directo no transformado obtenido de la producción agrícola o mediante un procedimiento físico.
  • Producto de origen natural.
    Es el que procede de la naturaleza y ha sido transformado mediante procedimientos respetuosos con el medio ambiente.
  • Producto certificable.
    Se obtiene de plantas o animales, en ocasiones transformados, y se puede certificar siguiendo las reglas de producción de la agricultura biológica.

En este documento, elaborado por M. T. Alcalde se revisan las características principales y la situación actual de este tipo de cosméticos en Europa y en Estados Unidos.

Click aquí para descargar documento completo

Guardar

Publicado el Deja un comentario

Parabenos… ¿qué son?

parabenos

Algunas de las sustancias que más inquietud han generado pertenecen al grupo de los parabenos. Son conservantes con efecto  antibiótico (contra hongos, levaduras y microorganismos), amplísimamente utilizados, que se han venido integrando en muchos productos, desde cremas para la piel a fármacos, pasando por desodorantes o productos alimenticios.

Entre los parabenos más usados se cuentan algunos como el metilparabeno (methylparaben), etilparabeno (ethylparaben), propilparabeno (propylparaben,) y butilparabeno (butylparaben). En algunos productos pueden ser identificados por su nombre o, por ejemplo, con claves como: E218, E214, E216,…

Aunque desde las autoridades que permiten su uso frecuentemente se tranquiliza sobre lo segura que es la actual exposición humana a estas sustancias, hay estudios científicos que los han asociado a problemas diversos, entre los cuales se citan dermatitis de contacto alérgica y otros problemas de piel, posibles efectos estrogénicos , daños al esperma (en experimentos con animales), y al cáncer de mama.

La base de datos Skin Deep de EWG indica que diferentes investigaciones han asociado los parabenos a cáncer, disrupción endocrina, toxicidad reproductiva, inmunotoxicidad e irritación de la piel.

No solo se han usado en productos de aseo y cosméticos sino también en jarabes, supositorios, soluciones para los ojos, contraceptivos, corticoides, anestésicos locales, heparinas, etc., por no hablar de helados, pasteles, refrescos, fiambres, gelatinas o aceites. Por ello, una persona podría tener en su cuerpo una presencia nada desdeñable de estas sustancias a través de diferentes vías.

Via| Hogar sin tóxicos

Más información | Parabenos en cosméticos

Publicado el Deja un comentario

La mayor parte de la cosmética lleva ingredientes potencialmente peligrosos para la salud y el medio ambiente

Elegir un cosmético elaborado con productos naturales no es fácil. Aunque existe un reglamento que obliga a que la etiqueta recoja la composición real del producto, en la práctica los controles son pocos y no suelen dirigirse a verificar si los ingredientes son naturales o no. Tampoco existe ninguna ley o reglamento que defina de una forma precisa la cosmética natural o ecológica.

Montse Escutia, secretaria de Asociación Vida Sana, asegura que “la mayor parte de la cosmética lleva en su composición ingredientes potencialmente peligrosos para la salud y el medio ambiente” y, a pesar de ello, la Unión Europea “t odavía no se ha puesto de acuerdo en prohibirlos a pesar de las evidencias”.

 cosmética natural

La feria Biocultura analiza, del 2 al 4 de octubre, este y otros temas relacionados con productos ecológicos y consumo responsable en  Bilbao Exhibition Centre (BEC) de Barakaldo.

El término ecológico está asociado a la alimentación ¿pero qué ocurre con la cosmética?

Que la mayor parte de la cosmética lleva en su composición ingredientes potencialmente peligrosos para la salud de  las personas y para el medio ambiente. Por eso los consumidores empiezan a concienciarse y a buscar una cosmética más natural. El sector está experimentando un gran desarrollo en estos últimos años.

¿Qué beneficios tiene la cosmética ecológica o natural?

Se utilizan ingredientes de origen natural que de forma tradicional se han empleado por sus propiedades protectoras de la piel y el cabello como el aceite de oliva, el aceite de almendras el aloe, la rosa mosqueta, la miel y muchos más. No contienen sustancias químicas muchas de ella derivadas del petróleo que son más agresivas además de contaminar el medio ambiente. No te estás poniendo en la piel ningún producto sobre el que existen dudas de si tiene efectos sobre la salud a largo plazo. Ni tampoco estás contribuyendo a apoyar una industria muy contaminante ya que muchos de los ingredientes convencionales provienen de la petroquímica. Ni va a dejar residuos contaminantes en el agua cuando te duches. Y va a ser igual de efectivo que uno convencional. La cosmética es marketing y todo el mundo sabe que los milagros no existen.

¿Y cómo se controlan todos estos puntos?

Los productos cosméticos están obligados a  indicar su composición en la etiqueta. Para ello se utiliza una nomenclatura que se conoce con el nombre de INCI. Lo ideal sería que el consumidor fuera capaz de interpretar el listado de ingredientes y distinguir los naturales de los que no. Como es un tema complicado lo más recomendable es recurrir a la cosmética certificada por una entidad que nos inspire confianza.

¿Entonces no existe una legislación específica que regule estos productos?

No,  por eso encontramos muchas entidades privadas que la certifican y algunos intentos, no muy exitosos, de agruparlos todos bajo un mismo paraguas. Es una exigencia del sector que lleva años pidiendo una legislación equivalente a la de la alimentación pero resulta muy complicado porque la industria cosmética es todavía más potente que la alimentaria.

¿Qué responsabilidad tienen los fabricantes en el proceso, a qué se pueden acoger?

Hoy en día la ley exige un control muy burocrático sobre los productos cosméticos y cada uno de sus ingredientes. Todos los cosméticos y cada uno de sus ingredientes se declaran en un registro europeo y han de tener una persona con conocimientos técnicos que se responsabilice. Pero ello no impide que se sigan utilizando ingredientes potencialmente peligrosos porque la UE todavía no se ha puesto de acuerdo en prohibirlos a pesar de las evidencias. Lo que se consigue es encarecer y dificultar la creación de pequeñas empresas artesanas que no pueden asumir los costes de los registros y beneficiar a las grandes empresas. Pero no quiere decir que sea imposible, y en el mercado encontramos marcas de cosmética ecológica muy buena, muchas de ellas de empresas pequeñas. Cada fabricante es el responsable de la formulación de los cosméticos y muchos optan por buscar una empresa privada que les certifique que sólo utilizan ingredientes naturales y/o ecológicos.

¿Qué principios debe cumplir la cosmética natural o ecológica?

– La mayor parte de los ingredientes son naturales o de origen natural. Estamos hablando de un mínimo del 90%. Además una parte de este porcentaje está certificado como procedente de la agricultura ecológica.

– No se incluyen materias primas, especialmente compuestos químicos,  sobre los que existen dudas sobre su inocuidad para el medio ambiente o la salud de las personas.

– Utilizan procesos de transformación y elaboración respetuosos con el medio ambiente

– Se permiten ingredientes de origen animal siempre que no sean derivados de animales amputados o sacrificados específicamente para la elaboración del cosmético.

– No están testados en animales ni el producto final ni ninguno de sus ingredientes

-No se admiten ingredientes ni procesos que impliquen el uso de tecnologías controvertidas como organismos modificados genéticamente (OGM), nanotecnología o irradiación.

Fuente: Eldiario.es

Publicado el 2 comentarios

Crema de bañera dulce-dulce

baby in bath with bubble
Crema de bañera dulce-dulce
 Se trata de una crema jabonosa muy muy suave… Para limpiar la piel de nuestros pequeñines, sin agredirla, sin agobiarla!

Podéis cambiar los aceites esenciales si lo creéis oportuno, por sensibilidades o por gustos distintos.

He escogido el Viscosucre por su delicadeza y el Sucremul porque casi se puede comer!

A disfrutar del baño!

Ingredientes para unos 100 g

Fase acuosa
Hidrolato de manzanilla La Redoma Creativa …..60 g
Tensiactivo Viscosucre… 10 g
Glicerina vegetal 4 g

Fase oleosa

Cera emulsionante Sucremul (La Redoma Creativa) ….. 5 g
Aceite de almendras dulces ….. 10 g
Oleado de caléndula ecológico…. 5 g
Goma xantana…. de 0,7 g

Complementos
20 gotas de Xaromix (extracto conservador)
25 gotas de aceites esenciales (mandarina, lavanda y palmarrosa)
3 ml de extracto glicerinado de malva (La Redoma Creativa)
5 gotas de vitamina E (de La Redoma Creativa, pre-mezclada al 50% con jojoba)

Beatriz Lavado – Bióloga y naturópata
Tutora de los cursos de Aromaterapia, Cosmética Natural , Fitocosmética y Emulsiones naturales
Elaborando CosméticosLa Redoma Creativa

Guardar

Publicado el Deja un comentario

Cómo hacer algodoncitos (discos) desmaquillantes

Cómo hacer discos de algodón desmaquillantes
Cómo hacer discos de algodón desmaquillantes

Hoy te traemos otra receta muy fácil y económica, para hacer tus propios algodoncitos desmaquillantes.

Sólo necesitamos los algodoncitos, agua o hidrolato, un jabón suave (que nos ayudará a limpiar la cara y eliminar restos de maquillaje, sombra y delineador de ojos),  aceite suave (nos ayudará a quitar el maquillaje y nos dejará la piel suave, flexible, sin sensación aceitosa) y un tarro para envasar.

Sigue leyendo Cómo hacer algodoncitos (discos) desmaquillantes

Publicado el Deja un comentario

La verdad incómoda dentro del mundo de la cosmética

Hoy te recomendamos esta conferencia a cargo de María José Colas Martínez, ingeniera química sobre algunos aspectos relacionados con el mundo de la cosmética, que son realmente interesantes. La conferencia dura unos 45 minutos, merece la pena escucharla, pero aquí te dejamos algunos conceptos clave:
  • Todos (hombres y mujeres) somos consumidores de productos cosméticos (cremas, geles de baño, champús, pasta dental, etc.) desde que somos bebés hasta que morimos
  • Aquello que ponemos en nuestra piel llega directamente al torrente sanguíneo.
  • Las mujeres absorbemos cada año dos kilos de sustancias tóxicas a través de los cosméticos (crema hidratante, tónico, sérum, maquillaje, pintalabios,…)
  • Cosmética natural vs cosmética tradicional: ingredientes (naturales vs derivados del petróleo), precio (ojo con los productos súper económicos de los supermercados o grandes superficies), alergias (un cosmético tradicional causa más alergias que uno natural), efectividad, ensayos en animales, packaging, impacto ambiental.

    Materias primas y sustancias frecuentes
    Materias primas y sustancias frecuentes
  • Cómo interpretar un INCI (es el resumen de los componentes del cosmético y a través de él podemos identificar las sustancias “no tan naturales”)
  • Sellos de garantía (Ecocert, Icea, Nature…) qué son, cuáles son los más fiables.
  • Ingredientes a evitar en los tintes del pelo: amoníaco y colorantes que utilizan aminas
  • Respecto a sustancias potencialmente cancerígenas como el Sodium lauryl/laureth sulfate (detergente y surfactante  que se encuentra en el 90% de los productos para el cuidado personal). el tema clave es “cuánto tiempo de aplicación, cuánto porcentaje, cuánta cantidad puede ser absorbida”...  Aunque una sustancia sea potencialmente cancerígena no está prohibida porqué se considera que la concentración en la que está en el producto, el tiempo de exposición al que está sometida la persona y la cantidad que pueda absorber, no es peligrosa, por lo que se puede seguir manteniendo ese ingrediente.
Pero ¿qué pasa con el efecto acumulativo?
Porqué probablemente la cantidad de SLS que hay en el dentífrico no es peligrosa, pero ¿que pasa si lo sumo al que hay en los jabones,  gel de baño y champús que uso cada día, durante 365 días al año, durante toda mi vida?

Publicado el Deja un comentario

Cosmética natural

COSMETICA_NATURAL
Cosmética natural

Hablamos de productos naturales y también nos referimos a productos ecológicos. En definitiva, están elaborados siguiendo las buenas prácticas de los métodos naturales. En los que no se usan ni colorantes ni aromatizantes artificiales, siempre son componentes de origen natural, que nos aporta la naturaleza y no los procesos químicos en sí.

Con la cosmética natural evitamos la utilización de tóxicos o productos sintéticos. La conocemos como cosmética natural, ecológica o biológica. Los productos son mayoritariamente de origen vegetal y mineral. No pueden estar testados en animales, ni extraídos de animales vivos.

Cuando hablamos de ingredientes naturales, son los ingredientes que pueden ser de origen vegetal, mineral, marino o animal, pero que no ha sido transformado, el producto se usa directamente de la extracción natural del mismo o de forma que no es respetuoso con el medio ambiente.

Los componentes son de origen natural como los aceites de plantas, las grasas, las ceras, extractos herbales, aceites esenciales. En los métodos de extracción, no se pueden usar productos químicos, sintéticos o modificados genéticamente.

Sigue leyendo Cosmética natural

Publicado el Deja un comentario

Mascarilla depurativa para piel asfictica

Piel asfictica

La piel asfictica se caracteriza por la presencia de impurezas, poros dilatados y quistes sebáceos. Hay quien la relaciona con el abuso o el empleo inadecuado de cosméticos muy astringentes, también podemos asociarla a desequilibrios dietéticos (exceso de ácidos grasos saturados y carencia de poliinsaturados, etc.) o a mala higiene.

La arcilla verde de tipo illita-caolinita (Redoma Creativa), pese a ser astringente, es tremendamente reguladora debido a a presencia de:

  • la illita que es muy depurativa y ayuda a eliminar las impurezas de la piel, facilitando la reducción de los quistes así como del diámetro del poro y dejando una textura cutánea más fina.
  • la caolinita y del magnesio, que permite descongestionar y suavizar la piel sin resecar.

Ingredientes para una mascarilla facial

  • 2 cucharadas soperas de arcilla verde (Redoma Creativa)
  • Hidrolato de rosa (Redoma Creativa) csp conseguir textura deseada.

Mezclar la arcilla y el hidrolato hasta conseguir una masa hidratada y con la textura adecuada.

Podemos realizar dos tipos de tratamiento:

  • Textura espesa
    plicar sobre el rostro una capa de 0,5 cm, con las manos o con espátula suave. Se usará 2 veces por semana en casos más severos, pero pasando 1 vez a la semana a medida que se mejora. Dejar durante 20 minutos. Retirar el exceso con las manos o espátula suave. Aclarar con agua fresca y sin jabón, finalizando con el pase de un algodón e hidrolato de rosa puro. Hidratar con un gel refrescante compuesto por aloe, gomas naturales y aceite de jojoba.
  • Textura fluida
    Aplicar sobre el rostro con la ayuda de un pincel natural suave. Dejar hasta que se seque. Retirar con abundante agua, finalizar con hidrolato de rosa y aplicar gel de aloe vera natural (sin acrilatos ni parabenes…).

En la aplicación facial siempre evitando el contorno de ojos y los labios.

Beatriz Lavado – Bióloga y naturópata
Tutora de los cursos de Aromaterapia, Cosmética Natural , Fitocosmética y Emulsiones naturales
Elaborando CosméticosLa Redoma Creativa

Guardar

Publicado el Deja un comentario

Minerales preciosos en cosméticos

Minerals
El uso de minerales y piedras preciosas en productos cosméticos es cada vez más común. Los poderes mágicos y terapéuticos de las piedras preciosas no son un invento nuevo y los primeros informes de propiedades curativas datan de cuatro mil años antes de Cristo. El uso de oro, plata y piedras preciosas como el diamante, el rubí y la esmeralda actualmente ya es común en productos cosméticos.

La plata y el oro se han utilizado como colorantes en productos cosméticos desde hace muchos años. La plata está listada en el Código de Regulaciones Federales de los Estados Unidos (Título 21, Parte 73) como aditivo de color exento de certificación por parte del gobierno. Ambos están siendo utilizados para diferentes aplicaciones, así como las piedras preciosas mencionadas, y muchas otras. El cobre, bronce y aluminio en polvo, aunque no son considerados metales preciosos , también se utilizan como colorantes en cosméticos.

La plata tiene una restricción, y sólo se puede utilizar en productos para uñas en un nivel máximo del 10%. El aluminio no debe utilizarse en sistemas con agua porque puede generar gas hidrógeno y además está prohibido su uso en labios y mucosas. El cobre y el bronce se pueden usar sin restricciones en cosméticos, pero hay que evitar el agua debido a la oxidación que los vuelve verde con el tiempo.

Sigue leyendo Minerales preciosos en cosméticos

Publicado el 2 comentarios

Cómo elaborar un Bálsamo nutritivo al Karité

Este bálsamo nutritivo nutre en profundidad la piel, por ello está indicado como protector para zonas expuestas a la interperie, zonas de gran desgaste o roce, así como es un excelente emoliente en pieles con tendencia eccematosa o un preventivo de las estrías del embarazo (siempre y cuando reemplacemos los aceites esenciales por otros adecuados para este estado).

Cómo elaborar un Bálsamo nutritivo al Karité

Es ideal para las pieles muy secas y puede utilizarse como crema nutritiva o crema de noche.

Este bálsamo esta elaborado con manteca de Karité, que  se obtiene de la nuez del árbol africano Butyrospermum parkii.

Rica en ácidos grasos saturados, la hacen un excelente emoliente y protector cutáneo, creando una barrera lipídica altamente nutritiva para la piel.

Es excelente para prevenir estrías y arrugas, para proteger zonas sensibles (labios) o suavizar zonas de gran roce (codos y talones). Repara grietas, reduce la descamación, devuelve la elasticidad a la piel y nutre profundamente.

Debido a sus ácidos grasos, actúa como una barrera lipídica contra la deshidratación de la piel y protege la piel de los elementos naturales (sol, aire…).

Es ideal para elaborar cremas nutritivas, de masaje, ungüentos o bálsamos como éste que hoy te proponemos.

Cómo preparar un bálsamo nutritivo al karité

Ingredientes para unos 100 g

Fase A
Manteca de Karité (La Redoma Creativa) 45 g
Aceite vegetal de semilla de uva (La Redoma Creativa) 10 ml
Aceite vegetal de rosa mosqueta (La Redoma Creativa) 5 ml

Fase B
Aloe vera en gel 2 ml
Aceite esencial de geranio (La Redoma Creativa) 7 gotas
Aceite esencial de pomelo (La Redoma Creativa) 4 gotas
Vitamina E 5 gotas

Introducir la manteca de Karité y los aceites vegetales en un bol al baño María. Calentar hasta deshacer completamente la manteca y unificarla homogéneamente con los aceites vegetales sin dejar de remover.
Apartar del calor y, cuando se atempere (unos 35ºC), añadir el resto de ingredientes sin dejar de remover hasta que comience a solidificarse.

Guardar en lugar seco y fresco.

Esta mezcla se conserva unos 6 meses en correctas condiciones de almacenamiento.

Beatriz Lavado – Bióloga y naturópata
Tutora de los cursos de Aromaterapia, Cosmética Natural , Fitocosmética y Emulsiones naturales
Elaborando CosméticosLa Redoma Creativa

Guardar