antioxidantes

Antioxidantes: Protegen al organismo frente a numerosas enfermedades y previenen el envejecimiento precoz. Los antioxidantes están presentes tanto en el organismo como en la dieta, son capaces de disminuir el daño que algunos productos de oxidación (radicales libres) tienen en el cuerpo.

Radicales libres: Los radicales libres producen el deterioro de las células.

El aumento de radicales libres puede deberse a varios motivos: consumo excesivo de tabaco y alcohol, alimentación grasa, sedentarismo, exceso de radiación solar, ejercicio muy intenso o una dieta poco equilibrada.

La aparición de los radicales libres en el organismo es parte de los costos de la vida moderna y estresada que se puede contrarrestar con el consumo de alimentos sanos y naturales.

Los antioxidantes combaten los radicales libres, causantes de la oxidación o envejecimiento celular prematuro, y como consecuencia de ello, las enfermedades.

El organismo está sobreexigido en su lucha por neutralizar a los radicales libres, lo que hace más sensibles a contraer cáncer y enfermedades cardiovasculares asociadas al exceso de colesterol en la sangre. Si a esto se le suma un estilo de vida más sedentario y el consumo de comida chatarra (grasas saturadas), más propensos se está en contraer enfermedades terminales.

El problema se presenta cuando hay un exceso de radicales libres y los antioxidantes naturales no pueden contrarrestar su acción, lo que causa la muerte celular, el envejecimiento, y algunos tipos de cáncer.

La solución es contrarrestar los radicales libres con antioxidantes naturales. De la misma forma que aumentan los radicales libres según los hábitos de vida, también puede aumentar la presencia de antioxidantes en el organismo a través de una alimentación sana y equilibrada, es ahí donde tienen un papel fundamental los alimentos ricos en antioxidantes.

¿Cuáles son los antioxidantes?

  • Enzimas que produce el cuerpo por sí mismo y cumplen la función de antioxidantes.
  • Antioxidantes presentes en diferentes alimentos: Vitaminas A, E, C, B5 (o ácido pantoténico), Vitamina B6 (o piridoxina).
  • Polifenoles.
  • Probióticos.
  • Oligoelementos: Selenio, Zinc, Potasio.

LOS ALIMENTOS MÁS RICOS EN ANTIOXIDANTES SON:

  • Los aguacates o paltas: betacaroteno, vitaminas B,C,E, K, hierro, cobre, fósforo y potasio. Por su contenido de clorofila ayuda a restaurar los glóbulos rojos de la sangre.
  • Las bayas: moras, fresas, frambuesas, arándanos: vitaminas A,B,C,E,K, potasio, calcio, cloro, magnesio, fósforo, sodio, azufre, cobre, hierro, zinc.
  • El brécol o brocolí: betacaroteno, vitaminas B,C, calcio, magnesio, fósforo.
  • El repollo y todas las coles en general: vitaminas A,B,C,E,K, yodo, calcio,fósforo, potasio.
  • Las zanahorias : betacaroteno, vitamina C,B,E, calcio, magnesio, potasio, fósforo, cobre, azufre, sodio hierro, zinc.
  • Los cítricos: mandarina, naranja y limón: vitaminas C, B, A, calcio, magnesio, potasio, fósforo, cobre, hierro, zinc.
  • Las uvas: vitaminas C,B,E, calcio, magnesio, fósforo, potasio, sodio, azufre, cobre, hierro, zinc.
  • Las cebollas (sobre todo las moradas) : vitamina B y C, calcio, cloro, mangnesio, fósforo, potasio, sodio, azufre, cobre, hierro, zinc.
  • Las espinacas: vitaminas B,C, betacaroteno, calcio, hierro, fósforo, sodio y potasio.
  • Los tomates: vitaminas A, B, C, E, calcio, magnesio, fósforo y licopeno.
  • La seta Shitake: es una seta asiática que contiene un principio activo denominado lentinina de intensa acción estimulante sobre el sistema inmune. Esta sustancia mejora la respuesta biológica y revitaliza el funcionamiento de los macrófagos y de las células T.
  • El ajo: Estimula la potencia de los linfocitos T. Además está demostrado que su ingesta aumenta significativamente el número de células asesinas naturales.
  • Las frutas y verduras crudas: por su contenido en vitaminas, minerales y fitonutrientes.
  • Café de higo: vitaminas B, minerales: potasio, magnesio, calcio. Es altamente alcalino. Actúa en el proceso de absorción y drenaje de los residuos tóxicos de las mucosas respiratorias, gástricas e intestinales y en el mucu-edema de la piel. Es energizante y equilibra la temperatura corporal.
  • Té verde: vitaminas A, C y E. Flavanoides (también conocidos como Vitamina P; quercetol, kenferol, miricetol).

Polifenoles. Contiene taninos con propiedades astringentes y bioflavonoides que producen una importante disminución de la placa bacteriana previniendo las caries dentales
Actúa como estimulante del sistema nervioso, inhibiendo el sueño y reduciendo la sensación de fatiga. Se prescribe para contrarrestar la migraña, la somnolencia y la fatiga mental.

El té verde contiene sustancias que podrían proteger contra toxinas que poseen efectos carcinogénicos como la aflatoxina y la salmonella typhimurium.
Experimentos in vitro sugieren que el consumo regular de té verde disminuye los niveles de colesterol LDL y los niveles de azúcar en sangre, es decir, es hipoglucemiante.

Polifenoles: se encuentran en las frutas rojas, los cítricos, el aceite, la uva y derivados, el polen, el té, las aceitunas y las legumbres.

Probióticos: palabra de origen griego que significa “a favor de la vida” es el término utilizado para las bacterias que viven en el tracto gastrointestinal trabajando en simbiosis con el cuerpo. El Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus bulgaricus, Bifidobacterium bifidum, Bifidobacterium longum, Bifidobacterium infantis son la primera línea de defensa del cuerpo contra los microorganismos potencialmente dañinos que se inhalan o ingieren. Son inmunoestimulantes e inmunomoduladores. Se pueden encontrar productos elaborados con probióticos: quesos, yogurt, leche fermentada con lactobacilos.

ALIMENTOS DESINTOXICANTES:

  • Cebollas: eliminan toxinas de la carne.
  • Zanahorias : eliminan toxinas del cerdo.
  • Rabanitos o rábanos: eliminan toxinas del pescado.
  • Champiñones : eliminan toxinas de huevos y aves.
  • Lechuga: elimina toxinas del queso.
  • Uva: es desintoxicante por su contenido de tanino.
  • Jugo de papaya: es altamente digestivo.
  • Infusión de boldo y sen: elimina toxinas.

ALIMENTOS PERJUDICIALES

Los alimentos más perjudiciales para mantener en estado óptimo las defensas son :

– Los estimulantes: el café, el té y el chocolate provocan una sensación de alerta, insomnio y aumento de energía que sumada a la energía del estrés agudiza los síntomas.
– Los alimentos dulces: ricos en azúcares sencillos, alivian la angustia y la depresión de forma momentánea, después provocan hipoglucemia y empeoran la situación impulsándo a comer más sin quedar satisfecho.
– La sal y alimentos salados: provocan una mayor retención de líquidos junto a la aldosterona producida por el estrés.
– La carne roja: contiene gran cantidad de sustancias tóxicas son desfavorables para el sistema inmune. La grasa animal es nociva ya que inhibe la formación de linfocitos.
– La dieta desequilibrada : hidratos de carbono refinados, proteínas en exceso, grasas procesadas y saturadas, etc.
– La comida fast-food: se ingiere rápidamente y sin sentir el sabor, produce insatisfacción y malestar físico.
– La nicotina del tabaco: estimula las glándulas suprarrenales.
– El alcohol: las bebidas alcohólicas consumidas en exceso actúan como depresores de multitud de funciones orgánicas, provocan depresión emocional, dañan el hígado y entorpecen las funciones cerebrales. Su consumo frecuente favorece la inmunodepresión.
– Los aditivos, conservantes y colorantes alimentarios provocan por su toxicidad entre otros efectos: hiperactividad, alergias, avitaminosis, desarreglos urianrios o intestinales, alteraciones: hormonales, neurológicas, celulares, etc.

Via | Asesoría Nutricional