Publicado el Deja un comentario

¿Qué es y para qué sirve la inulina?

¿Qué es y para qué sirve la inulina?

La inulina es un polisacárido de fructosa, presente en las raíces y rizomas de muchas plantas ya que su función es de reserva energética.

En cosmética, los polisacáridos son especialmente útiles por su poder calmante y suavizante de la piel y el cabello.

Retienen agua y forman una película acuosa, que mantiene la hidratación y proporciona un tacto muy suave.

Ejemplos de raíces o tubérculos que contienen inulina:

  • Bardana o lampazo (Arctium lappa) 27% – 45%
  • Agave (Agave spp) 16% – 25%
  • Enula o helinio (Inula helenium)
  • Ñame o yam (Dioscorea spp) 19% – 20%
  • Topinambur o papa de Jerusalén (Helianthus tuberosus) 14% – 19%
  • Diente de león (Taraxacum officinale) 12% – 15%
  • Achicoria (Cichorium intybus) 10% – 15%
  • Ajo común (Allium sativum) 9% – 16%
  • Yacón (Smallanthus sonchifolius) 3% – 19%
  • Alcachofa (Cynara scolymus) 3% – 10%

Podemos usar la inulina como activo en nuestros potingues faciales y corporales (cremas, leches…) y productos para el cabello (champús, acondicionadores, mascarillas… )

Inulina en productos para el cabello

La inulina es especialmente interesante para el cuidado del cabello, ya que es un acondicionador natural no iónico. Aporta suavidad y brillo.

La encontrarás en tiendas especializadas con el INCI: Inulin

En productos sólidos con aclarado (ej. champú sólido), podemos usar hasta un 5%, mezclándola sin diluir con el resto de ingredientes de la fórmula.

En productos sin aclarado o emulsiones (ej. acondicionador), la dosis recomendada es del 1% al 2% del total de la preparación. La añadiremos diluida en la fase acuosa al final de todo (fase termolábil, temperatura inferior a 50º)

Mercè Castells
Autora del Manual de Cosmética Natural DIY y tutora de los cursos online:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.