Propiedades cosméticas del silicio orgánico

El silicio es un oligoelemento presente en nuestro organismo, que está implicado en el desarrollo y formación de nuestros tejidos, como músculos, articulaciones, piel, cabello y uñas, ya que forma parte fundamental en la formación de las fibras de colágeno y elastina.

Silicio mineral vs silicio orgánico

No es lo mismo silicio mineral que silicio orgánico. El silicio mineral (inorgánico) es tóxico y su inhalación es peligrosa.

En cambio, el silicio orgánico nos aporta muchos beneficios tanto a nivel interno como externo.

Es asimilable y lo podemos encontrar en la cáscara de granos (trigo, avena y arroz), azúcar (remolacha o caña de azúcar), alfalfa, cola de caballo, ortiga, diente de león, lechuga, pepino, aguacate, fresa, cebolla… Pero debemos tener en cuenta que si cocinamos estos alimentos, se pierde buena parte de su contenido de silicio.

Los suplementos de silicio orgánico que encontramos en el mercado suelen extraerse de la cola de caballo (equisetum arvensis) y de las fibras de bambú. Se comercializan en forma de solución acuosa, glicólica o en medio oleoso.

Uso externo del silicio orgánico

Aplicado a nivel externo, tiene propiedades reafirmantes, reparadoras, anti arrugas (mejora los síntomas de la flacidez), fortalece las uñas y el cabello. Ayuda a mejorar la hidratación de la piel y la formación de colágeno natural.

Acciones del silicio orgánico
  • Antirradicales libres
    Reorganiza las membranas celulares, haciéndolas más resistentes al ataque de los radicales libres y, por tanto, al envejecimiento.
  • Reestructurantes/hidratantes
  • Citoestimulantes
    Estimula el funcionamiento de las células de la dermis y del folículo piloso.
  • Antiinflamatorias
Por ello es un un ingrediente muy usado en la formulación de productos cosméticos:
  • Antiedad/antiarrugas
  • Reafirmantes
  • Anticelulíticos y antiestrías
  • Capilares
    (eficaz en el tratamiento de la caída del cabello, la disminución de la seborrea del cuero cabelludo y la mejora del aspecto general del cabello).
  • Pieles sensibles e irritadas (productos after-shave, posdepilación, post solares)
Algunas consideraciones a tener en cuenta al formular
  • Las concentraciones de uso son del 2-6%. En productos capilares, su concentración es mayor.
  • No exponer a temperaturas inferiores a 2 ºC, ni calentar por encima de 60 ºC
  • En emulsiones, deben incorporarse al final del proceso de preparación y a una temperatura inferior a 30 ºC.
  • El pH final del producto debe estar comprendido necesariamente entre 4 y 7.

Para saber más: Silicio orgánico,   Silicio como activo en cosmética

Mercè Castells – Tutora de los cursos online:

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar