Publicado el Deja un comentario

Plantas para la Celulitis

Plantas para la Celulitis
Plantas para la Celulitis

La celulitis no es solamente un problema estético, sino que se trata de una enfermedad metabólica caracterizada por una alteración de las células del tejido adiposo (adipocitos), las que, al no producirse en ellas el drenaje adecuado, se inflaman, aumentan de tamaño y adquieren más rigidez de lo normal, causando por compresión un problema circulatorio y linfático, además del consecuente problema estético. Constituye una dolencia muy habitual entre las mujeres, y una de las principales fuentes de preocupación personal, dado que la mayoría suelen padecerla a partir de la adolescencia.

SÍNTOMAS

  • Sensación de pesadez en las piernas por estancamiento de los líquidos, hormigueo, acumulación de material de desecho en las células o simplemente asintomática
    (Celulitis edematosa)
  • Formación de los nódulos, Persistencia de las marcas de presión de los dedos sobre la zona afectada. Incapacidad de deslizamiento suave de los dedos sobre la zona enferma.
    (Celulitis fibrosa)
  • Aparición, generalmente en la parte lateral de los muslos y en las mismas nalgas, de unos abultamientos irregulares de la piel (Lo que se conoce como piel de naranja).
    (Celulitis esclerótica)

CAUSAS

  • Hormonales. Una producción hormonal superior a lo normal puede desencadenar o empeorar la celulitis. Estos cambios hormonales se producen en momentos determinados de la vida de la mujer, como pueden ser el embarazo o la pubertad. La ingestión de productos con contenido hormonal, como los estrógenos de las píldoras anticonceptivas, pueden llevar a desencadenarla o empeorarla.
  • Herencia: Tienen una predisposición natural a padecer esta enfermedad aquellas personas cuyos ascendientes la sufrieron. Se tendría que vigilar la alimentación desde la infancia a aquellas personas que muestran esta predisposición especial por herencia.
  • Falta de ejercicio: El sedentarismo puede ser una de las causas que la empeoren. El ejercicio, además de eliminar grasa, es una buena manera de activar la circulación y conseguir mejorar el metabolismo de las grasas. Además, una buena manera de atacar la enfermedad es aplicar habitualmente masajes que drenen la linfa de la zona afectada.
  • El estrés: La tensión acumulada en el cuerpo puede producir una falta de calidad en la circulación periférica con la consiguiente pérdida de riego sanguíneo que impide la eliminación de los materiales de deshecho.
  • Alimentación: Una alimentación inadecuada, demasiado rica en calorías, conlleva la aparición de la obesidad, con la consiguiente acumulación de tejido adiposo que favorece el empeoramiento de la celulitis. Cabe resaltar, sin embargo, que obesidad no es lo mismo que celulitis. Incluso mujeres muy delgadas pueden presentar esta enfermedad. Existe una relación bastante directa entre el consumo de sal y la celulitis. La sal ayuda al cuerpo a retener líquidos, por lo tanto una dieta baja en sodio y con abundante ingestión de agua facilita la eliminación de los nódulos celulíticos.
  • Vestido inadecuado: Utilizar un vestido no adecuado, demasiado apretado al cuerpo puede hacer disminuir la corriente sanguínea, favoreciendo la retención de líquidos.

FITOTERAPIA

Una dieta adecuada, la aplicación de masajes drenantes y una fitoterapia adecuada son las claves principales para impedir la aparición de esta anomalía o mejorarla.

La función principal de la fitoterapia consiste en utilizar aquellas plantas cuya finalidad se traducirá en:

  • Aumentar la diuresis, ayudando a los riñones a eliminar agua del cuerpo.
  • Estimular las funciones endocrinas, regulando los ciclos hídricos.
  • Ayudar al hígado en el metabolismo de las grasas.
  • Favorecer la circulación

USO INTERNO

Plantas diuréticas

  • Abedul: (Betula Alba L.) (Decocción durante 5 minutos de 50 gr. de corteza por litro de agua. Tomar 6 cucharadas al día.)
  • Albardín: (Spartium Junceum L.) (Infusión de media cucharadita de flores secas por taza de agua. Enfriar y tomar una taza al día. No sobrepasar la dosis porque en dosis superiores es tóxica)
  • Cardo corredor: (Eryngium campestre) (Decocción de 50 gr. de raíces secas por litro de agua. Tomar 3 tazas al día)
  • Cebolla: (Alium cepa L) (Comer la cebolla cruda en ensaladas o cocida con el caldo) (Triturar 150 gr. de cebolla y mezclar con el doble de vino blanco seco. Añadir 75 gr. de miel. Tomar 4 cucharadas al día)
  • Cerezo: (Prunus Avium L.) (Comer los frutos maduros entre las comidas) (Decocción durante 1/4 de hora de 50 gr. de pedúnculos secos por litro de agua. 3 tazas al día)
  • Cola de caballo: (Equisetum arvense L.) (Decocción durante 30 minutos de 100 gr. de la planta seca por litro de agua. Poner una cucharadita por vaso de agua tres veces al día)
  • Diente de león: (Taraxacum officinale Web.) (Decocción durante 1/4 de hora de un puñado de hojas y raíces secas en litro y medio de agua. Tomar una taza antes de cada comida.) (Ensalada de hojas frescas)
  • Fresa: (Fragaria vesca L.) (Infusión durante 45 minutos de dos cucharadas pequeñas de rizomas y hojas secas por taza de agua. 4 tazas al día)
  • Haba (Vicia Faba L.) (Decocción de 10 gr. de flores secas en 1/4 de litro de agua. Beber la cantidad que se desee:) o las vainas tiernas (En doble proporción de la planta tierna vista anteriormente. Tomar la cantidad que se desee.).
  • Hinojo: (Foeniculm officinale var. Dulcis) (Decocción durante un cuarto de hora de 25 gr. de raíces secas por litro de agua. Tomar 3 tazas al día.
  • Laurel (Infusión de un par de hojas en una taza de agua durante 10 minutos. 4 tazas al día)
  • Ortiga: (Urtica dioca L.) (Infusión de una cucharada de planta seca por taza de agua. 4 tazas al día.
  • Retama negra: (Cytisus Scoparius Link) (Decocción durante 5 minutos de una cucharadita de flores secas por taza de agua. Enfriar y tomar una taza al día. Peligroso
  • Saúco: (Sambucus nigra L.) (Decocción durante 10 minutos de 100 gr. de corteza seca por litro de agua. 4 cucharadas diarias.
  • Salvia: (Salvia officinalis L.) (Infusión de una cucharada de la planta seca por taza de agua. 4 tazas al día.)
  • Cardencha (Dipsacus fullonum L.) (Tres tazas al día con la infusión de 30 gr. de raíz por litro de agua. Verter el agua sobre la raíz y dejarla reposar 15 minutos)

Plantas para el hígado

  • Diente de león, (Taraxacum officinale Weber) (Decocción de 100 gr. de raíces en litro y medio de agua. Tomar tres tazas al día)
  • Alcachofa (Cynara Scolymus): Infusión de dos cucharadas de hojas secas por litro de agua, tres veces al día antes de las comidas.

Plantas para regular las hormonas

  • Milenrama (Achilea millefolium L) (Infusión de una cucharada de sumidades floríferas por vaso de agua. Tomar un par de vasos al día)
  • Fucus (Fucus vesiculosus) (Tomar 2 comprimidos al día)
  • Té: (Camellia sinensis (L.) Kuntze, Thea sinensis) (Infusión de la planta seca. Tomar dos vasos al día)

Plantas que favorecen la circulación

  • Malva: (Malva silvestris) (Infusión de una cucharadita de flores y de hojas por taza. Dos tazas al día)
  • Cola de caballo: (Equisetum Arvense L.) (Tisana con la cocción durante 20 minutos de 10 cucharadas de la planta seca. Tres tazas al día)
  • Rusco (Ruscus aculeatus L.)

USO EXTERNO

La mejor solución consiste en aplicar aceite de plantas aromáticas para favorecer la circulación y aumentar el drenaje linfático. Entre todos ellos podríamos mencionar el de las plantas siguientes:

  • Salvia
  • Limón
  • Romero
  • Verbena
  • Eucalipto

Fuente: Plantas medicinales

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *