Publicado el Deja un comentario

Minerales preciosos en cosméticos

Minerals
El uso de minerales y piedras preciosas en productos cosméticos es cada vez más común. Los poderes mágicos y terapéuticos de las piedras preciosas no son un invento nuevo y los primeros informes de propiedades curativas datan de cuatro mil años antes de Cristo. El uso de oro, plata y piedras preciosas como el diamante, el rubí y la esmeralda actualmente ya es común en productos cosméticos.

La plata y el oro se han utilizado como colorantes en productos cosméticos desde hace muchos años. La plata está listada en el Código de Regulaciones Federales de los Estados Unidos (Título 21, Parte 73) como aditivo de color exento de certificación por parte del gobierno. Ambos están siendo utilizados para diferentes aplicaciones, así como las piedras preciosas mencionadas, y muchas otras. El cobre, bronce y aluminio en polvo, aunque no son considerados metales preciosos , también se utilizan como colorantes en cosméticos.

La plata tiene una restricción, y sólo se puede utilizar en productos para uñas en un nivel máximo del 10%. El aluminio no debe utilizarse en sistemas con agua porque puede generar gas hidrógeno y además está prohibido su uso en labios y mucosas. El cobre y el bronce se pueden usar sin restricciones en cosméticos, pero hay que evitar el agua debido a la oxidación que los vuelve verde con el tiempo.

Las piedras preciosas en cambio pueden tener un uso completamente diferente. Estas se utilizan por funcionalidad pura y no como colorantes, aunque algunas de ellas (como lazurita de lapis lazuli o ultramarina) pueden aportar un bonito color azul brillante. Otras gemas preciosas que se utilizan en cosmética son usadas por ser ricas en minerales . Por ejemplo, el olivino tiene un alto contenido de magnesio. Otros materiales puede provenir de minerales como la hematita (hierro), malaquita y azurita (cobre), cincita (zinc), y rodolita (hierro, magnesio, aluminio y/o algunos de ellos).

Los minerales muestran diferentes colores debido a la presencia de distintos materiales. Cincita puede tener diferentes colores como el rojo y verde debido al hierro y manganeso. Todos estos componentes metálicos pueden ser extraídos y utilizados por su actividad individual o terapéutica en el cuerpo humano.  Aunque la roca pura o las piedras preciosas no se utilizan realmente en los cosméticos, los fabricantes de ingredientes han desarrollado métodos para extraer los componentes del mineral y crear complejos con ellos.

Otros minerales tienen además de propiedades físicas, otros atributos y algunos han sido utilizados por sus propiedades biológicas. La calcita, que es una fuente importante de calcio, es útil para el desarrollo de huesos fuertes. En Asia, la y turmalina y el jade se están estudiando para ver que aplicación cosmética pueden tener, y principalmente en tratamientos holísticos.
En Europa, el ámbar se indica para suavizar y nutrir la piel, proporcionar elasticidad y protegerla de los rayos del sol. Esta son las característica que la mayoría de productos anti-edad dicen tener.

En la Edad Media, los alquimistas eran los productores de cosméticos y utilizaban minerales y metales preciosos. Por supuesto, algunos metales pesados pueden ser peligrosos para la salud, pero los alquimistas supuestamente tenía conocimiento de los efectos que estos minerales podrían proporcionar. Nostradamus (que también era alquimista) elaboró los cosméticos para Diana, la señora de Enrique II de Francia. Ella era 20 años mayor que él pero quedó atraído por ella (aparentemente Nostradamus insistió en el uso de cosméticos que contenían amatista). Esto debe haber funcionado porque se mantuvo fiel a ella hasta su muerte. Nostradamus también insistió en usar solamente ingredientes naturales en sus productos.

Hoy podemos ver piedras preciosas en productos cosméticos del mercado. Prescriptives utiliza amatista y calcita para “ayudar a absorber la luz y dar luminosidad extra a la piel”, según su publicidad. Laura Mercier usa diamante, rubí, esmeralda, topacio, jade, cuarzo rosa y piedra de luna. La Mer está utilizando turmalina y malaquita que “absorben energía de la luz, transformándola en luz verde beneficiosa para aumentar la actividad anti-oxidante”.

Incluso los productos de baja gama de mercados están utilizando piedras preciosas y semi-preciosas en sus claims. Fórmula Bronzer utiliza zafiro, turmalina y citrina, mientras que la loción de manos de Sally Hansen utiliza diamantes y perlas (ópalo). Un Borghese Nail Polish utiliza aguamarina, turmalina y citrina y una loción de Nivea utiliza polvo de diamante. Laboratorios de púrpura (una marca de venta exclusiva en Home Shopping Network – Estados Unidos) ha puesto a la venta un rimel y delineador de ojos en combo que contienen polvo de Diamante.

Como podemos ver, las piedras preciosas, junto con los metales preciosos están encontrando su camino en cosméticos de lujo, y ahora puedes realmente decirse que los cosméticos y los diamantes son los mejores amigos de la mujer.

Extraído y ttraducido del original publicado en Specialchem4

Fuente: El informador cosmético

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *