Publicado el Deja un comentario

Mascarilla de ghassoul con aceite de argán

Mascarilla de ghassoul con aceite de argán

Desde tiempos ancestrales las arcillas se han usado en afecciones reumáticas, circulatorias, dermatológicas… en mascarillas y emplastos, mezclada con agua u otros componentes, para purificar, limpiar, tonificar, reparar, suavizar y nutrir cualquier tipo de piel. Sus propiedades se deben a su composición mineral: silicio, magnesio, hierro, calcio, manganeso…

Hay muchos tipos de arcillas, algunas de las más conocidas son la arcilla blanca (caolín) y la ghassoul.

El ghassoul o rassoul es un tipo de arcilla que proviene de la mina Ghassoul, en la zona del Atlas de Marruecos. Se le atribuyen propiedades remineralizantes, tonificantes y limpiadoras. De hecho, la palabra ghassoul, proviene del árabe ghassal, que significa limpiar.

Para usarla, simplemente mezclamos la arcilla con agua caliente*. La cantidad de agua depende de la textura que prefieras (1:1 o 1:2). Tapamos y dejamos que se hidrate durante 5 minutos. Mezclamos con una cuchara de madera o plástico. Para hacerla más nutritiva, podemos añadir un poco de aceite vegetal (yo he usado aceite de argán) y/o aceites esenciales.

*Puede ser agua hervida, destilada, infusión, agua de rosas o hidrolato. En mi caso he usado hidrolato de geranio.

No usar nada metálico, si no perderá sus propiedades (ni el recipiente ni la cuchara).

¿Cómo lo usamos?

Mascarilla facial: aplicamos la pasta con una brocha sobre la piel (evitar el contorno de ojos), dejar reposar unos minutos y enjuagar.

Mascarilla corporal: aplicar la pasta por todo el cuerpo mediante un ligero masaje y enjuagar con agua fría.

Elimina impurezas y células muertas, dejando la piel suave

También se puede usar como mascarilla y/o champú para limpiar el cabello.

Mercè Castells – Tutora de los cursos online:

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.