El extracto de malva se elabora con flores de malva (Malva sylvestris) que son ricas en mucílagos, por lo que en cosmética natural es muy apreciado por sus propiedades emolientes, antiinflamatorias e hidratantes.

Extracto de malva: propiedades y cómo elaborarlo en casa

Además, es rica en flavonoides, taninos y antocianina, anti-oxidantes que inhiben la
proliferación de radicales libres y ayudan a combatir el envejecimiento cutáneo.

Aunque la primavera es la mejor época para recolectar las flores, también en verano podemos encontrarlas fácilmente en huertos, bordes de caminos y campos. Lo mejor es recolectar las flores, antes de que se hayan abierto, a primera hora de la mañana.

Por su acción hidratante, emoliente y calmante, el extracto de malva es un ingrediente muy recomendable para productos cosméticos para pieles secas, dañadas y sensibles. También en productos post-depilación o post-afeitado.

Si lo añades en tu champú, actuará como agente acondicionador y suavizante.

Cómo elaborar extracto de malva (1:5)

Ingredientes

  • 25 g de flores de malva secas y troceadas
  • 75 g de agua destilada
  • 75 g de glicerina vegetal

Elaboración

Pon todos los ingredientes en un tarro de cristal con cierre de rosca.

Dejar macerar, agitando cada día.

Pasadas 6 semanas, colar y filtrar. Envasar en un bote de vidrio ámbar con cuentagotas.

Este extracto es soluble en agua.

Dosis recomendada: del 2% al 5 %.

Almacenar  en un lugar fresco, seco y oscuro.

Bea Lavado
Tutora de los cursos de Aromaterapia, Cosmética Natural , Fitocosmética y Emulsiones naturales
Elaborando CosméticosLa Redoma Creativa