Blue hair Comicon 2009

Según un informe de la Comisión europea, la UE es el mercado más seguro del mundo  para los tintes capilares

Los     tintes     capilares   están entre los tipos de cosméticos    que    más se  comercializan  y,  en
Europa,  son  utilizados  por  más  del  60  %  de  las mujeres y por entre un  5  y  un  10  %  de  los   hombres.   Europa   es   líder   mundial   de   la  industria  cosmética  y  sobresale  en  la  exportación de cosméticos. Con arreglo a las responsabilidades  de  la  Unión  Europea  en  la  protección  de  sus  ciudadanos,  los  tintes  capilares  que  se  venden  en  la  UE  deben  cumplir estrictos requisitos de seguridad para garantizar el mayor nivel de seguridad de los consumidores posible, al mismo tiempo que
se fomenta la innovación y la competitividad en este sector.

¿CUÁLES SON LOS MOTIVOS DE PREOCUPACIÓN EN RELACIÓN CON LOS TINTES CAPILARES?
En   el   pasado,   la   principal   preocupación   sobre  los  tintes  capilares  era  si  podrían  aumentar el riesgo de desarrollar un cáncer.
Se  han  realizado  numerosos  estudios epidemiológicos  para  investigar  la  posible  relación  entre  la  utilización  de  los  tintes  capilares  y  el  riesgo  de  desarrollar  cáncer  de la sangre (leucemia y linfomas) y cáncer vesical.
Otro    motivo    de    preocupación    era    la    dermatitis  alérgica  de  contacto,  que  han  sufrido  algunas  personas  tras  la  utilización  de tintes capilares.

¿ESTÁN JUSTIFICADAS ESTAS PREOCUPACIONES?
Los  tintes  capilares  fabricados  antes  de  los  años  ochenta  contenían  algunas  sustancias  químicas  sobre  las  que  se  determinó  que  producían  cáncer  en  los  animales,  si  bien  no  se  constató  hasta  qué  punto  incidían  en  las  personas. Desde entonces, los fabricantes han sustituido tales sustancias químicas por otras más seguras en sus formulaciones.
La  investigación  continua  sobre  la  utilización  de   tintes   capilares   y   la   incidencia   de   diversos  tipos  de  cáncer  no  ha  dado  lugar  a    resultados    concluyentes.    De    algunos    estudios  epidemiológicos  se  desprendía  que  los  peluqueros  y  barberos,  probablemente  las  personas  más  expuestas  a  los  tintes  capilares, presentan una mayor incidencia de cáncer  vesical.  Sin  embargo,  otros  estudios, principalmente    en    Europa,    contradijeron    dichos  resultados.  Por  ejemplo,  un  reciente  análisis que tuvo en cuenta todos los estudios publicados    anteriormente    demostró    que
la   autoaplicación   de   tintes   capilares   no   aumentaba el riesgo de sufrir cáncer vesical.
La autoaplicación de tintes capilares tampoco ha   sido   considerada   cancerígena   por   la   Organización Mundial de la Salud.
No obstante, la alergia por contacto derivada del  uso  de  tintes  capilares  sigue  siendo  un  problema  común  en  las  consultas  de  los  dermatólogos.

¿ALGUNOS TINTES CAPILARES PREOCUPAN MÁS QUE OTROS?
Existen   tres   tipos   principales   de   tintes   capilares. Los temporales y semipermanentes son no oxidantes, lo que significa que revisten el pelo sin penetrar en él y se quitan lavándolos con champú. Los tintes capilares permanentes (también denominados oxidantes) constituyen un  mayor  motivo  de  preocupación  y  son,  además,   los   más   utilizados.   Representan   entre  el  70  y  el  80  %  del  mercado  europeo  de  productos  para  teñir  el  pelo.  Los  tintes  capilares  para  obtener  colores  más  oscuros,  como  los  tonos  morenos,  utilizan  una  mayor  concentración  de  sustancias  químicas  que
los  más  claros,  por  lo  que  pueden  exponer  a  los usuarios a una mayor cantidad de dichas sustancias.

Descarga el informe completo desde este enlace