Própolis: qué es, para qué sirve y cómo utilizarlo

El própolis o propóleo es una resina cérea, de composición compleja y consistencia viscosa, que las abejas elaboran a partir de partículas resinosas de diferentes vegetales y que utilizan en la construcción, reparación y protección de la colmena.

Ha sido utilizado desde muy antiguo con diversas finalidades.

El origen de su nombre “propolis” es griego.  Significa “el protector de la ciudad” (Pro (antes) – polis (ciudad)).

Las abejas recogen los exudados de los brotes de los árboles. Lo usan para la reparación, construcción, protección y aislamiento de la colmena.

Propiedades del própolis

Los resultados obtenidos en diversos estudios confirman su eficacia, principalmente, como antioxidante, antiinflamatorio y antimicrobiano.

Numerosas investigaciones han puesto de relieve las propiedades bactericidas, antifúngicas, anestésicas y cicatrizantes del propóleos. Puede ser utilizado favorablemente como complemento de antibióticos (inhibe el crecimiento bacteriano). Da buenos resultados contra algunos virus. En dermatología, el efecto cicatrizante de las preparaciones a base de propóleos sobre las heridas y la regeneración de los tejidos es conocido desde mucho tiempo (quemaduras de segundo grado, eczemas). Sus propiedades antioxidantes y su acción sobre los radicales libres responsables del envejecimiento celular son explotadas en dermocosmética. Se utiliza igualmente para luchar contra la caries dental y las paradompatías (propiedades antibacterianas

Cómo preparar tintura de própolis

La tintura de própolis es usada para prevenir resfriados, gripes y otros procesos infecciosos, como vulnerario para curar heridas de la piel, o como conservante en distintas preparaciones cosméticas.

Necesitamos:

  • 30 g de propóleo puro
  • 100 ml de alcohol de 96º para uso interno (sin antiséptico, no vale el de farmacia; si no tenemos podemos utilizar vodka de alta graduación)

Elaboración:

Molemos el própolis y lo introducimos en un frasco de vidrio oscuro. Lo guardamos en un lugar fresco y oscuro y lo agitamos varias veces al día durante 2 o 3 semanas. Pasado ese tiempo, lo filtramos y lo ponemos en un frasco de vidrio oscuro con gotero.

Contraindicaciones

Aunque para uso interno la tintura de própolis es segura a dosis recomendadas (máximo 5 mg. por kg. de peso al día), un pequeño porcentaje de la población es alérgica al propóleo y a otros  productos apícolas ( polen, jalea real, apitoxina…). Para asegurarnos que no somos alérgicos es recomendable aplicar pruebas de alergia, ingiriendo pequeñas cantidades para cerciorarnos que no presentamos síntomas alérgicos y después ir aumentando las dosis progresivamente.Para uso externo no se conocen contraindicaciones

Para saber mas te recomendamos:

Propiedades del propólis

Cómo se recolecta el própolis

Reportaje sobre el propóleo

Artículos sobre el propóleo: Propóleo, la medicina de las abejas

Mercè Castells – Tutora de los cursos online:

Guardar

Guardar

Guardar