Cómo mantener a las hormigas fuera de casa

Este verano hemos tenido una verdadera invasión de hormigas en casa. Como nunca. No sé si ha sido por las lluvias, por el calor… la verdad es que desconozco la razón, pero si se que ha sido una verdadera plaga.

Probé de todo: insecticidas específicos para hormigas, “trucos” que leí en internet… nada que hacer.

Pequeñas, grandes, voladoras… Conseguía eliminarlas del baño y al cabo de dos días aparecían en la cocina, y luego en el pasillo, y luego en la habitación… imposible!

Finalmente probé la tierra de diatomeas, con poca esperanza de que funcionara, la verdad. Compré hace un par de años un bote de tierra de diatomeas en una feria de productos ecológicos, pero lo cierto es que tenía el tarro abandonado en el fondo de un armario. Y funcionó!!

Qué es la tierra de diatomeas

La tierra de diatomeas (dióxido de silicio) es una roca sedimentaria silícea formada por micro-fósiles de diatomeas, unas algas marinas con un importante papel en el ecosistema de mares y océanos, constituyendo entre el 20 y el 25% de la producción fitoplanctónica.

Es un insecticida totalmente natural y reconocido como biocida por la reglamentación europea. Se extrae de canteras naturales, refinándose mecánicamente, sin transformación química, siendo una materia prima casi inagotable. Su uso se está extendiendo al ser la solución más efectiva frente a plagas de pulgas, hormigas y chiches.

Cómo actúa la tierra de diatomeas

La tierra de diatomeas actúa mecánicamente sobre las hormigas, con una doble acción: es un gran abrasivo y es desecante. Las partículas de las diatomeas trituradas tienen bordes microscópicamente afilados que resultan letales para los exoesqueletos de las hormigas. Cuando caminan por la tierra de diatomeas, las finas partículas desgarran su caparazón exterior y las matan por deshidratación.

Te recomiendo este artículo para saber más acerca de la tierra de diatomeas.

Cómo usar la tierra de diatomeas para evitar a las hormigas

Localiza el agujerito por donde las hormigas entran y salen. Puedes verter un poco en la entrada. Yo descubrí que es mucho más cómodo poner la tierra de diatomeas en una media-calcetin, anuda el extremo y espolvorea con suaves golpecitos todas las zonas por donde se mueven las hormigas.

Parece una tontería, pero funciona. Las hormigas mueren y lo que es mejor, no vuelven a aparecer por ahí.

Después repite la operación cada vez que salgan por otro sitio.

Es eficaz, es ecológico, no es tóxico y es barato, porqué un simple calcetín con 50-100 gr de tierra de diatomeas cunde un montón.

Y mucho más segura que los pesticidas y los productos químicos.

El único riesgo de la tierra de diatomeas es la inhalación.

Usa guantes para aplicarla (no te daña, pero te deja los dedos como secos) y evita inhalarla (por eso el método del calcetín va mucho mejor que simplemente espolvorearla directamente del tarro, ya que usas mucha menos cantidad y evitas riesgos de inhalación).

Te lo recomiendo de verdad. Comprobado!

En este video puedes ampliar la información sobre el uso de la tierra de diatomeas en el jardín:

Otros usos de la tierra de diatomeas aquí.

Mercè Castells – Tutora de los cursos online: