Publicado el

Crema hidratante facial para piel seca

Crema hidratante facial para piel secaSi la piel de tu rostro tiene tendencia a la sequedad y la percibes tirante y algo más áspera en algunas zonas, esta crema hidratante facial es para ti.

Es una crema equilibrada, hidratante y emoliente. Favorece el equilibrio hidro-lipídico, previene la deshidratación y potencia la nutrición profunda

Para elaborar en casa una crema hidratante para piel seca necesitaremos

  • Crema base 45 g
  • Hidrolato de rosa búlgara 5 g (*)
  • Aceite esencial de benjuí 5 gotas
  • Aceite esencial de geranio 2 gotas
  • Aceite esencial de petitgrain 3 gotas

(*) Equivale a un tapón del pulverizador de agua de rosas La Redoma Creativa

Elaboración:

Añade a la crema base el resto de ingredientes, uno a uno, revolviendo bien, para que se homogeneicen todos los componentes.

Aplícala mañana y noche, después de la limpieza. Notarás que calma la sensación de tirantez y ayudará a proteger la piel de las agresiones externas.

Disfrútala!

Bea Lavado
Tutora de los cursos de Aromaterapia, Cosmética Natural , Fitocosmética y Emulsiones naturales
Elaborando CosméticosLa Redoma Creativa

Publicado el Deja un comentario

Cosmética en la cocina: recetas

Cosmética en la cocina: recetas

Como dije en el anterior artículo, me gustan las formulas caseras, pero me gustan las sencillas, no mezclas enormes de todo lo que tenemos en la nevera y ponerlo en la cara como si se tratara de una ensalada. ¡El producto va a ser 100% natural, de eso tenemos garantía!

Sin embargo estos remedios no son más que los que da la tradición, lo que siempre hemos oído a las abuelas, cuando nos pasa una cosa u otra que es lo que va bien ponerse.

Hay que tener en cuenta que todas estas formulas no van a mantenerse durante mucho tiempo, se van a estropear sino se conserva en la nevera, como mucho uno o dos días.

Es preferible, hacer lo justo que vamos a usar para ese momento.

También deberíamos tener en cuenta las alergias que pueden dar algún alimento en la piel por ser demasiado irritante, el tiempo que debemos aplicar una mascarilla en general no superar los 15 minutos, los laboratorios cuando formulan hacen sus estudios y test, y aunque sea natural no es garantía que no pueda provocar una reacción adversa.

Deberíamos tener en cuenta las proporciones, aunque estas fórmulas y recetas son siempre más o menos “a ojo” hasta conseguir las consistencias adecuadas.

También creo que es importante tener en cuenta el coste, muchas veces es más caro comprar o usar estos alimentos que comprar un cosmético. En la farmacia por ejemplo podemos encontrar mascarillas unidosis por dos o tres euros.

Tónico casero para piel grasa y con tendencia a granitos

El tomillo y el hinojo tienen propiedades antisépticas, se pueden usar para calmar la piel irritada o la piel que tiene tendencia a que salgan granitos.

Simplemente hervir una ramita de tomillo y dos cucharadas de semillas hinojo y unas hojitas de menta.

A esta agua se le puede dejar reposar una hora, unas rodajitas de pepino cuando el agua todavía esta caliente.

Dejarlo reposar y colar, se puede poner en una botella en spray y usarlo como mist o con un algodón después de limpiar la piel.

Mascarilla hidratante con chocolate

Poner en un bol una cucharada de chocolate fundido añadir una cucharada de crema agria sin azúcar y si la piel es seca añadir una cucharada de miel que le dará más consistencia, se mezcla bien todo hasta emulsionar, aplicar la mascarilla con un pincel y dejar reposar durante 15 minutos y aclarar con abundante agua, al final retirar todo con un tónico o con agua de rosas.

Segunda fórmula de mascarilla de chocolate

Mezclar en un bol una cucharada o dos de chocolate fundido, siempre negro, y añadir una cucharada de aceite de almendras o coco y una cucharada de aceite de rosa mosqueta o de argán. Esta mascarilla es hidratante en pieles secas, se puede aplicar durante quince minutos y posteriormente aclarar.

Exfoliante con glicerina y azúcar

Como he explicado antes, el azúcar es un gran exfoliante y se puede preparar de forma muy sencilla para todo los tipos de piel.

Dos o tres cucharadas de glicerina liquida.

Una cucharada de azúcar fino (depende de la fuerza que queramos exfoliar).

Una cucharada de zumo de limón.

Se puede mezclar bien y exfoliar masajeando poco a poco hasta que el azúcar se vaya fundiendo después aclarar abundantemente.

Segunda fórmula exfoliante

Poner dos cucharadas de aceite de almendras o coco.

Añadir copos de avena finamente machacados, una cucharadita.

Añadir una cucharadita de cascara de naranja seca y triturada finamente.

Se puede aplicar y pasar el scrub para exfoliar la piel y luego aclarar. Simplemente eliminar las pequeñas partículas de piel seca con un algodón.

Tercera fórmula exfoliante

Tres cucharadas de aceite de coco u oliva suave.

Añadir unas hojas de albahaca y dejar a temperatura media durante una hora a fuego muy suave, simplemente para que las hojas de albahaca puedan dejar el aroma y las propiedades al aceite, también se puede usar unas gotas de aceite esencial.

Filtrar el aceite y añadir sal gorda.

En la ducha o en la bañera con el cuerpo mojado, pasarse este aceite e ir “rascando” el cuerpo insistiendo en zonas más sensibles como los codos o los talones.

Aclararse con agua abundante, la piel queda muy hidratada.

Mascarilla de aguacate

Hay muchas recetas para preparar mascarillas con aguacate, son para pieles secas o muy secas, el aguacate con sus ácidos grasos va a aportar nutrientes.

Poner un aguacate maduro y triturarlo con mortero.

Añadir una yema de huevo.

Una cucharada de miel.

Una cucharada o dos de aceite de oliva o coco.

Mezclarlo todo, dejarlo durante diez minutos en la piel y después aclarar.

Meritxell MartíFarmacia Meritxell
El blog de Meritxell

Publicado el Deja un comentario

Cosmética en la cocina: ingredientes

Cosmética en la cocina: ingredientes

Cada vez más nos inclinamos por los productos naturales en los cosméticos, sin colorantes, conservantes o perfumes artificiales.

La mayoría de veces que compramos un cosmético, sobre todo las que nos inclinamos en los naturales, al leer la etiqueta, vemos componentes que aunque escritos la mayoría de ellos en latín y nos parecen nombres desconocidos, son la mayoría muy habituales, muchos hasta los tenemos en nuestra cocina.

Me parece muy interesante saber que algunos de los alimentos forman parte también de nuestros cosméticos preferidos, o incluso pueden ser la base para prepararnos una mascarilla en casa, un exfoliante o un limpiador, o porqué no, añadir alguna de las hierbas directamente o una infusión o aceite en una de las cremas que solemos usar.

Casi todos los alimentos nos pueden servir, pero sobre todo verduras, frutas, semillas, lácteos, hierbas o especias.

Por los componentes que contienen solos o combinados con otros productos, nos sirven para todos los cosméticos posibles, desde limpiadores, exfoliantes, hidratantes, antiarrugas, descongestionantes y nutritivas.

Este post lo escribo no con la intención que dejemos de lado los cosméticos que podemos comprar y nos pongamos solo estos remedios, sino que me parece interesante y como un remedio de urgencia o simplemente el DIY tan de moda ahora y divertido.

Propiedades y usos cosméticos de algunos alimentos

Estoy segura que hay muchas personas que me dirán que me faltan alimentos, pero no puedo ponerlos todos, así que agradezco todas las aportaciones e ideas que nos puedan ser útiles.

Huevo

Tanto las yemas como el huevo entero y las claras son muy útiles para preparar: la yema tiene un gran aporte de nutrientes y se puede añadir un poco de aceite suave, prefiero aconsejar uno de coco o de almendras dulces. Esto se transforma en un remedio de urgencia para pieles secas. Separando la clara y batiéndola puede ser una buena mascarilla efecto flash, deja la piel lisa una vez seca gracias a las proteínas que contiene. Si la piel es grasa se puede añadir unas gotas de limón.

Aguacate

Uno de los alimentos que más se usan en los remedios caseros gracias a su aporte en ácidos grasos como el palmítico, esteárico, oleico, linoleico o linolénico entre otros. Es ideal en pieles secas y para dar elasticidad a la piel. También es muy rico en vitaminas A, D y E, con alta cantidad de lecitina, potasio y betacarotenos.

Si al caroteno le añadimos algo de miel, o simplemente algo de agua caliente, es perfecta para problemas de irritación de la piel o extrema sequedad. Por supuesto el aguacate tiene que ser maduro para poder trabajarlo correctamente y que tenga la textura como de mantequilla. En la mayoría de tratamientos caseros el aguacate sirve como base de mascarillas y exfoliantes.

Papaya

Aunque no es tan habitual tener papaya en casa, sobre todo en España, esta fruta tiene unas enzimas que la hacen ideal no solo para ayudar a hacer la digestión, sino para que tenga un efecto exfoliante natural. La papaya contiene una enzima llamada papaína, al igual que la piña, que ayudará a la estimulación de la renovación de las células.

Es ideal como exfoliante en pieles sensibles, además es muy rica en antioxidantes como la vitamina A, C y E. Cuando la papaya es más madura además contiene fermentos que la harán más activa.

Para hacer una mascarilla aconsejo mezclarla con un poco de zumo de limón. En pieles más sensibles muy poca cantidad de limón, lo justo para mejorar la textura de la mascarilla que podamos preparar: se puede dejar puesta de 10 a 15 minutos.

Bolsas de té usadas

Aunque no lo podemos considerar un alimento, las bolsas de te usadas sí son muy habituales en la cocina y aplicadas directamente en los ojos cuando están ya frías, son altamente descongestionantes. Pero hay que tener cuidado de poner debajo un pañuelo de papel ya que pueden machar la piel el te negro, si tenemos manzanilla o te blanco no va a manchar la piel, lo prefiero para descongestionar los ojos.

Pepino

El pepino, el clásico producto natural para la descongestión y relajación de los ojos, y del resto de la cara. No solo mascarilla sino también como para activar la circulación de la cara. Sobre todo si el pepino es fresco. Se puede también triturar el pepino y ponerlo como mascarilla al mezclarlo con yogur.

Además así va a aportar probióticos, y el pepino es rico en vitamina C, por lo que va a dar brillo a la piel.

Vinagre de manzana

El vinagre es una de los productos más populares para el cabello para dar brillo y suavidad como aclarado final, sobre todo en el cabello con tendencia grasa.

Como tónico no se debería poner directamente ya que algunas veces puede ser demasiado ácido. En pieles sensibles es preferible diluirlo en agua templada, como en pieles con tendencia grasa para ayudar a cerrar el poro.

También es ideal usar el vinagre de manzana muy diluido en un spray encima de la piel como tratamiento final: va a dar brillo a la piel aplicándolo y dejándolo secar naturalmente.

El vinagre de manzana ayuda en las quemaduras por el sol para calmar la piel.

Zumo de limón

El zumo de limón por las mañanas en ayunas con un poco de agua caliente ayuda a adelgazar, a sentirse más ligero por la mañana.

Pero también es uno de los elementos más frecuentes para preparar productos naturales cosméticos con su contenido en ácido cítrico.

El zumo de limón para aclarar el pelo muy graso, ayuda a que brille y que dure más limpio.

Como serum para aclarar las manchas de la piel, de hecho el zumo de limón es ácido y de por si el ácido cítrico ayuda a exfoliar y a aclarar la piel.

En pieles mixtas, combinar el zumo de limón con unas gotas de aceite de oliva o coco puede convertirse en un serum para la noche y dejar la piel muy hidratada.

Aceite de oliva

En casi todas las cocinas españolas hay aceite de oliva con alto contenido en ácidos grasos, que nos aporta mucha cantidad de antioxidantes, sobre todo rico en Omega 9, y lo podemos usar para hidratar, para el baño, como base de serum.

Las pieles muy grasas lo deben usar en poca cantidad ya que no debemos olvidarnos que es en sí una grasa. En pieles muy sensibles es mejor usar el aceite que sea de baja acidez ya que podría irritar la piel, el que es de más alto grado de acidez o pureza es preferible usar el refinado si vamos a usarlo como base de algún producto.

Se puede infusionar con hierbas naturales como la menta o la lavanda o incluso con pétalos de rosa para que tenga un olor más agradable como cosmético.

Sirve para masaje, para hidratar o para el baño.

El aceite de coco se puede usar igualmente como el aceite de oliva, es menos ácido y también tiene un alto contenido en ácidos grasos esenciales.

Aunque al igual que al aceite de oliva, prefiero añadirle unas gotas de aceite esencial de alguna flor, como las rosas o dejando macerar en el aceite los pétalos de una flor aromática.

Harina de maíz

La harina de maíz, la conocida “maizena”, es ideal para las pieles irritadas y el culito de los niños, como se usaba el polvo de talco antiguamente. Si igualmente le añadimos unas gotas de aceite esencial de lavanda o romero será antiséptico, de hecho también se puede preparar triturando unas hojas de romero o de lavanda y luego filtrarlo con el colador chino.

También puede servir como desodorante para los pies o las zapatillas de deporte ya que tiene mucha capacidad de absorber.

Avena

La avena es uno de los cereales con más propiedades calmantes y para la irritación se puede poner directamente en el baño para las pieles atópicas o cuando hay eccemas.

Se puede usar también para hacer emplastes cuando la piel está especialmente irritada por una quemadura solar o alergia. Para ello solo hervir la avena y dejarla reposar, templada se puede poner en un paño y tapar la zona con una toalla, sobre todo en las pieles que pican.

El agua de hervir la avena, si la ponemos en una botella en spray nos puede servir como tónico, aunque hay que conservarla en la nevera.

Si mezclamos la harina de avena una vez hervida con un poco de yogur y una clara de huevo, se hace una mascarilla calmante.

Azúcar

El azúcar es otro de los alimentos que casi todos tenemos en casa, y es el exfoliante ideal, un exfoliante mecánico tipo scrub, se funde con el agua así no irritamos la piel al pasarlo, y se puede mezclar con una base de crema directamente o con yogur en pieles mixtas. También con miel en pieles más secas y es el ideal para usarlo en la ducha al mezclarlo con el gel de baño directamente.

La sal se puede usar igual que el azúcar, sin embargo hay que mezclarla siempre con algo de aceite ya que sino puede irritar y secar demasiado la piel.

Mayonesa

La mayonesa tiene la consistencia ideal como la mayoría de cremas o mascarillas, tanto de pelo como cara, la única pega es el olor, algunas se nota demasiado que es mayonesa si la ponemos en el pelo, por ejemplo, pero si la usamos como mascarilla capilar, la podemos dejar un buen rato -a ser posible con una toalla templada encima para que absorba el cabello- y después aclarar con mucho agua.

Chocolate

Del chocolate he escrito varias veces, son muy conocidas las propiedades antioxidantes del cacao. Las mascarillas con chocolate son muy hidratantes también, además las capacidad que tiene frente al bienestar y ayuda a que nos relajemos haciendo a su vez la mascarilla más eficaz, disminuyendo también las arrugas de expresión.

Simplemente añadiendo un poco de aceite al cacao en polvo, sin azúcar hasta conseguir una consistencia blanda se puede preparar la mascarilla de chocolate.

Plátano

El plátano, de una forma parecida al aguacate, se puede usar como base de mascarillas, todos conocemos el plátano y su contenido en vitaminas y minerales, como el potasio, vitamina A que tiene propiedades regenerantes. Contiene zinc lo que le ayuda a regular la grasa. Aunque para preparar una mascarilla para el acné o grasa, hay que mezclarlo con cúrcuma y bicarbonato. También se puede mezclar con yogur y así conseguimos las propiedades beneficiosas de los probióticos.

Yogur

El yogur, como he ido escribiendo, es otro de los alimentos que más útil nos puede ser en el momento de hacer cosméticos en casa. Tanto por las propiedades de la leche -calmantes, exfoliantes y antiarrugas- como las de los probióticos, que ayudan a dar fuerza y la revitaliza. El yogur de por sí suele tener un ph algo ácido, por lo que eso ayudará a dar luminosidad en la piel. El yogur da sensación de frescor en la piel, añadiéndole cualquiera de los alimentos que antes he ido mencionando: la avena o el aloe vera como calmante y los cítricos como exfoliantes.

La leche al igual que el yogur es muy útil, es fácil de usar sobre todo la leche en polvo, al mezclarla con un poco de agua, tanto como mascarilla como limpiador o exfoliante.

Perejil

Esta planta con alto contenido en clorofila y muy aromática es especialmente útil cuando hay un problema de halitosis, masticando un poco de perejil. Es muy antiséptico si la mezclamos con unas gotas de aceite puede ayudar a reducir los granitos, aplicándolo con un algodón.

Si lo mezclamos con un poco de bicarbonato se puede usar como pasta de dientes blanqueadora, ayuda a quitar las manchas.

Meritxell MartíFarmacia Meritxell
El blog de Meritxell

Publicado el Deja un comentario

Desodorante natural afrutado

Con esta sencilla receta podrás elaborar un desodorante natural que te ayudará a eliminar los malos olores.

Desodorante natural afrutado

El sudor es estéril e inodoro cuando alcanza la superficie corporal. Sin embargo, en la primera hora las bacterias comienzan la degradación de la secreción, provocando el mal olor.

La limpieza diaria reduce el número de bacterias de las axilas, ayudando a mantener el mal olor bajo control.

Los ingredientes principales son el vinagre de manzana y el hidrolato de hammamelis.

El vinagre de manzana se obtiene de la fermentación de las manzanas. Como tiene un pH ácido, ayuda a regular el pH de la piel, eliminando las bacterias que causan mal olor.

Los hidrolatos son ingredientes muy usados en cosmética natural. El hidrolato de hammamelis se obtiene por destilación de la corteza y las hojas de Hamamelis virginiana, un arbusto común en América del Norte. Contiene muchos taninos, por lo que es un excelente astringente, lo que significa que tiene la capacidad de cerrar los poros dilatados, ayudando a controlar la transpiración excesiva

Ingredientes para elaborar un desodorante natural

  • 15 ml de vinagre de manzana
  • 15 ml de hidrolato de hamamelis
  • 10 gotas de aceite esencial de bergamota
  • 15 gotas de aceite esencial de amaro
  • 15 gotas de aceite esencial de geranio
  • 10 gotas de aceite esencial de eucalipto
  • 5 gotas de aceite esencial de rosa
  • 3 g de glicerina

Elaboración

  1. Disolvemos los aceites esenciales en el vinagre de manzana.
  2. Añadimos la glicerina y mezclamos bien.
  3. Por último, añadimos el hidrolato sin dejar de mezclar.

Se deja reposar durante 4-5 días antes de usarlo, agitando de tanto en tanto.

Conservar en lugar fresco, seco y lejos de la luz directa.

NOTA: si queremos facilitar la disolución de la mezcla, podemos utilizar un solubilizante natural.

Beatriz Lavado – Bióloga y naturópata
Tutora de los cursos de Aromaterapia, Cosmética Natural , Fitocosmética y Emulsiones naturales
Elaborando CosméticosLa Redoma Creativa

Publicado el Deja un comentario

Aloe vera en el cabello

El aloe vera en el cabello le aporta muchos beneficios. Esos mismos beneficios se pueden apreciar cuando se aplica directamente en el cabello jugo o gel de aloe vera o productos que lo contengan varias veces a la semana.

Beneficios del aloe vera en el cabello

El aloe vera es una planta muy eficaz en el cuidado del cabello y del cuero cabelludo ya que tiene una composición similar a la de la queratina (que es la proteína esencial del cabello) y la composición de sus complejos aminoácidos es idéntica a la del folículo del cabello.

La capacidad de penetración del aloe abre los poros del cuero cabelludo y los aminoácidos de la planta revitalizan los tejidos sanos. El resultado es un cabello más brillante, elástico y flexible y, por lo tanto, menos quebradizo.

Además ejerce una acción bactericida y fungicida que elimina la seborrea y sus acciones enzimáticas arrastran las células muertas del cuero cabelludo. También ayuda a combatir la caspa y a prevenir la caída del cabello.

La acción astringente del aloe cierra los poros demasiado abiertos del cuero cabelludo y vigoriza, por su penetración subcutánea, la raíz del cabello.

Especialmente indicado en…

  • Cabello con caspa
  • Cabello graso
  • Cabello débil
  • Pérdida de cabello

Sigue leyendo Aloe vera en el cabello

Publicado el Deja un comentario

Crema para manchas faciales

Las manchas faciales son el resultado de una alteración en la pigmentación cutánea, y debemos conocerlas para ganar en tranquilidad, reaccionar correctamente ante su aparición y reducirlas en los casos en que sea posible.

Crema para manchas faciales

Es importante comprender su tipología, sus causas y sus tratamientos. Así que te recomendamos que te informes  sobre el tipo de manchas faciales.

Ingredientes

  • Zumo de limón: 2 gramos
  • Hidrolato de manzanilla: 2 gramos
  • Glicerina vegetal: 1 gramo
  • Vitamina C esterificada: 2 g
  • Extracto de regaliz 1:1: 10 gotas
  • Extracto de gayuba 1:1: 50 gotas
  • Crema base: 100 g
  • Conservante Xaromix: 15 gotas
  • 1 pizca de ácido cítrico (1 punta de cuchillo)

NOTA: Podemos sustituir el zumo de limón y el hidrolato de manzanilla por ácido láctico (por ejemplo Lacticol o Molkosan…), añadiéndo, por tanto, 4 gramos. En este caso, el valor del pH puede cambiar, por lo que tal vez no sea necesario añadir ácido cítrico extra.

Cómo elaborar en casa una crema atenuante para manchas faciales

  1. Mezclamos la glicerina, el hidrolato y el zumo de limón.
  2. Machacamos un comprimido de vitamina C esterificada (de Nature’s Plus u otro laboratorio) hasta llevarlo a polvo fino, disolvemos en la solución anterior (es posible que nos quede un poso que descartaremos por decantación).
  3. Añadimos este líquido a la crema base y mezclamos bien.
  4. Añadimos el resto de extractos y el conservante, uno a uno y removiendo bien.
  5. Medimos el pH y añadimos el ácido cítrico hasta conseguir un valor entre 5 y 6 para evitar que se ennegrezca la gayuba.

Se envasa en un recipiente bien opaco y se mantiene al abrigo de la luz.

Aplicación y precauciones

Se podrá aplicar de 2 a 3 veces al día durante un período de varios meses.

Evitar su uso en zonas irritadas, heridas o cercanas a mucosas.

No utilizar en niños.

Beatriz Lavado – Bióloga y naturópata
Tutora de los cursos de Aromaterapia, Cosmética Natural , Fitocosmética y Emulsiones naturales
Elaborando CosméticosLa Redoma Creativa

Publicado el Deja un comentario

Bálsamo labial efecto mojado

Este bálsamo labial es protector, emoliente y brillante.

Ideal para evitar los labios resecos durante los días de ventisca o en el frío invierno!!

Bálsamo labial efecto mojado

Elaborarlo en casa es muy fácil y sólo necesitamos unos pocos ingredientes:

Ingredientes para unos 40 g:

  • 8 g de cera de abejas purificada
  • 10 g de manteca de cacao
  • 10 g de aceite de avellanas
  • 10 g de aceite de jojoba
  • 2 g de glicerina vegetal

Elaboración del bálsamo labial

  1. Derretiremos la cera junto a la manteca de cacao.
  2. Después, añadimos la glicerina y ambos aceites.
  3. Cuando llegue a 60ºC, retiramos los aceites del fuego y dejamos enfriar.
  4. Es recomendable repartirlo en pequeños recipientes.

Si queremos añadirle algún perfume, debemos esperar a que la temperatura baje a unos 35ºC.

Podemos añadirle algún colorante natural como unas gotas de zumo de fresas, de arándanos, de remolacha, cacao, etc..

Bea Lavado
Tutora de los cursos de Aromaterapia, Cosmética Natural , Fitocosmética y Emulsiones naturales
Elaborando CosméticosLa Redoma Creativa

Publicado el Deja un comentario

Leche facial limpiadora para pieles secas

Una leche facial limpiadora es un tipo de cosmético que sirve para eliminar impurezas y el maquillaje, sombra de ojos, pintalabios… Es una emulsión con una textura más o menos líquida, que al aplicarla sobre el rostro limpia por arrastre toda la suciedad.

Leche facial limpiadora para pieles secas

Sigue leyendo Leche facial limpiadora para pieles secas

Publicado el Deja un comentario

Tipos de cosméticos según la textura

Tipos de cosméticos según la textura

No voy a hacer un compendio de galénica en este post, por supuesto, solo pretendo que con algo más de información sea más fácil encontrar la crema más apropiada y que sea más efectiva para cada piel y persona.

Cosméticos hay muchos, pero en este aspecto no quiero hablar de limpiadores, exfoliantes u otros, sino que me quiero centrar en los productos que usamos para cuidarnos, proteger la piel y prevenir daños.

La base del cosmético también puede formar parte de la eficacia de la crema cuando los excipientes forman parte también de los ingredientes activos. Por ejemplo, como puede ser la manteca de karité en una crema para piel muy seca.

Principalmente, podríamos dividirlos en dos partes: los que tienen forma -pueden estar en un tarro por ejemplo y que al tocarlos se hunde el dedo deformando la crema- y los geles, serum y líquidos.

1. CREMAS OCLUSIVAS Y MÁS GRASAS

Estas son cremas que se usan solo para pieles secas, muy secas y deshidratadas, suelen contener vaselina o parafina liquida, manteca de karité, algún tipo de silicona como la dimeticona (E-900) y algún tipo de cera o alcohol cetílico que se suele usar sobre todo para espesar el cosmético y darle más consistencia.

Como estas cremas van a ser, en consecuencia, más oclusivas para evitar perder el agua y los lípidos propios de la piel, solo las pueden poner las pieles secas, muy secas y sensibles o agredidas.

Serán las más adecuadas cuando queremos aportar lípidos, aceites u otros nutrientes a la piel.

Tenemos que tener en cuenta que muchos aceites, sobre todo los que se usan después del baño, contienen además alguno de este tipo de componente como puede ser la parafina liquida.

No las deben usar nunca las pieles más grasas ni mixtas con tendencia a aparición de puntos negros o granitos, ya que van a provocar la aparición de estos definitivamente.

Este tipo de cremas son las más nutritivas y las podemos usar cuando la piel está especialmente agredida por un tratamiento médico, láser, exfoliación muy importante o quemadura solar en la que precisamos una película protectora en la piel.

La piel muy seca va a notar mucha más flexibilidad en la piel.

Entre ellos podemos encontrar las famosas Body Butter.

2. CREMAS CON BASES ACUOSAS

No todas las cremas llevan parafina o ceras tan grasas, que solo las pueden usar las pieles más secas. Hay otra opción en la que la emulsión contiene de forma interna los lípidos y al tacto con la piel es acuoso, estas cremas no son oclusivas y son mucho más ligeras.

Son las que pueden se suelen usar para pieles normales, mixtas y secas pero que no tienen tanta necesidad de ser oclusivas o densas.

Dependiendo del contenido de lípidos, será más o menos grasa, pero al aplicar la crema no se notaran estos lípidos.

Pueden llevar muchos componentes y son las más usadas en general.

No contienen parafina, ni manteca de karite o en muy poca cantidad, no suelen contener siliconas, si acaso volátiles que al aplicarlas se evaporan. Estas son las ciclosiliconas, las encontramos en las etiquetas como ciclopentasiloxane, también se conocen Abil K.

Estas cremas suelen llevar espesantes y depende del contenido de lípidos que contengan, servirán para un tipo de piel más seca.

Las más ligeras con menos aceites o lípidos son las que serán más adecuadas para piel mixta y normal, y serán igualmente más liquidas y ligeras.

Son las ideales como hidratantes y que lleven activos como péptidos, vitaminas, antioxidantes u otros componentes para tratar la piel.

Dentro de este grupo pueden estar las emulsiones liquidas o las leches y lociones.

3. CREMA –GEL

Estas cremas son las ideales para las pieles mixtas con tendencia grasa cuando precisan una hidratación extra y cierto aporte de lípidos, como puede ser en invierno con más frío.

No se trata de una textura gel que es muy liquida y sin lípidos, sino que este tipo de cremas si llevan lípidos que van a emulsionar los geles y formar las cremas. Es como si fuera un gel al que le vamos añadiendo un lípido para formar la crema, son muy brillantes y especialmente ligeras, con alto contenido en agua.

Además, por supuesto, de llevar gelificantes, en las etiquetas llevan los carbomeros, el agar agar, los carragenanos.

4. GEL

Estos son líquidos con estructura solida, tienen muy poco contenido en lípidos y mayoritariamente están compuestos por agua. Son productos básicamente hidratantes de forma muy ligera. Algunos pueden contener alcohol, eso significa que solo están indicados para piel grasa o piel tendencia acneica o acneica.

Algunos de estos productos contienen absorbentes o reguladores de las grasas, como puede ser el zinc o algún ácido para exfoliar la piel.

No los aconsejo en piel seca, ya que al evaporarse dejan una sensación de tirantez y mayor sequedad de la piel, algo que es necesario en las pieles grasas.

Es importante saber esto ya que muchos de los geles de aloe vera que compramos suelen llevar alcohol en su composición, y eso va a provocar mayor sequedad en la piel aunque va a calmar la irritación a su vez provocara sequedad.

La ventaja de este tipo de productos es que son bastante neutros y pueden llevar muchos activos. De hecho, la mayoría de serum suelen tener formas gel más o menos líquidas.

Sin embargo, es igualmente uno de los motivos por los que cuando usamos un serum muy líquido y con pocos lípidos se debería aplicar una crema hidratante posteriormente, y no dejarlo como producto único en general.

5. LÍQUIDOS

Las ampollas unidosis son las formas líquidas por excelencia si hablamos de cosméticos, descontando las lociones tónicas y las limpiadoras como el agua micelar.

Son aceites o combinación de varios aceites u otro tipo de productos, que no son lípidos como pueden ser los proteoglicanos, o incluso péptidos, extractos fluidos vegetales para tener una acción flash.

Los pueden usar todo tipo de pieles y aquí no es tan importante la forma, sino la composición de cada producto.

Meritxell MartíFarmacia Meritxell

El blog de Meritxell

Publicado el Deja un comentario

Cremas de día vs cremas de noche

Cremas de día y cremas de noche ¿hay diferencias?

Hasta hace pocos años, la diferencia básica entre una crema de día era que era más hidratante (mejor absorción, tacto menos graso), mientras que una crema de noche era más nutritiva (más espesa, tacto más graso).

En general eso es así, pero hay una razón básica para ello y es que la piel tiene distintas funciones y necesidades durante el dia y durante la noche.

Durante el día la piel debe defenderse de las agresiones medioambientales (radiación UV, contaminación, etcc), factores que generan radicales libres y causan un envejecimiento prematuro en nuestra piel. Por ello necesita estar bien hidratada y contar con una buena barrera de protección. En cambio durante la noche,  se repara y se regenera. Es cuando está más receptiva a cualquier tratamiento.

Cremas de noche: regeneran

Por la noche la piel se regenera, por lo que una crema de noche deberá ser nutritiva, para favorecer que ese proceso natural sea más efectivo. Suelen tener una textura más espesa y suelen tener más activos específicos que ayudarán a la piel a regenerarse y restaurarse, puesto que la piel los absorbe mejor durante la noche. Es decir, aportan activos y lípidos que ayudan a la piel a mantenerse elástica y protegida.

Cremas de día: protegen e hidratan

Una crema de día forma una película sobre la piel, que la hidrata y la protege de factores externos como la contaminación, el clima, etc.

Sin embargo hoy en día, se refiere más al hecho de que una crema de día puede incluir en su formulación antioxidantes y filtros solares que ayudan a proteger la piel de las agresiones externas como los UVB-UVA, mientras que esto no es necesario en una crema de noche.

¿Qué es el fotoenvejecimiento?

Los rayos ultravioletas pueden provocar arrugas y otros signos de envejeciendo prematuro, ya que afectan las proteínas responsables de la elasticidad cutánea (colágeno y elastina).

Mercè Castells
Autora del Manual de Cosmética Natural DIY y tutora de los cursos online: