Agua perfumada de lavanda

Las aguas perfumadas son las precursoras de los perfumes modernos. Suelen hacerse con flores o hierbas aromáticas como la lavanda, el jazmín, las rosas, el romero…
Esta receta que te proponemos es muy fácil de hacer y tiene múltiples usos como: agua refrescante para los días calurosos, aromatizar la casa o la ropa en el planchado, bruma de almohada…

La lavanda es conocida por sus efectos relajantes y calmantes en aromaterapia. Por eso suelo usarla, rociándola ligeramente sobre las sábanas antes de plancharlas. Las sábanas tienen entonces una suave aroma de lavanda que me encanta. Pruébalo y nos cuentas!

Ingredientes:

  • 1 taza de agua destilada
  • 2 1/2 cucharadas soperas de vodka
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 1/2 taza de flores de lavanda

Procedimiento:

  1. Esteriliza un bote de conserva en agua hirviendo. Deja secar.
  2. Pon las flores de lavanda en el tarro.
  3. Añade el agua destilada y el vodka.
  4. Añade el aceite esencial de lavanda.
  5. Cierra bien el tarro y ponlo en un sitio fresco y oscuro durante una semana.
  6. Agita cada día.
  7. Al cabo de una semana, cuela con un filtro de café y envásalo en una botella oscura de cristal oscuro.

Se conserva durante un año